Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Marc Márquez: “No hay amigos en MotoGP, todos queremos ganar”

Después de su mal comienzo de curso, el tricampeón del mundo cree que puede empezar a recuperarse en la próxima carrera en Austin

Marc Márquez, este martes, en en Sao Paulo.
Marc Márquez, este martes, en en Sao Paulo. EFE

El comienzo de la temporada de Marc Márquez, a remolque, ha sido atípico. Desde que empezó en MotoGP, jamás había pasado las dos primeras carreras sin al menos una victoria. Aunque confía en recuperar puntos en Austin, un circuito en el que siempre salió vencedor. Después de correr en Termas de Río Hondo, pasó por Brasil, este martes, donde habló con EL PAÍS sobre el esfuerzo contrarreloj del equipo para mejorar el rendimiento del motor, sobre Maverick Viñales, e incluso de las refriegas con Valentino Rossi, que dice que han quedado en el pasado.

Pregunta. ¿Esperaba tantas dificultades al principio de la temporada?

Respuesta. Sabíamos que nos costaría al principio, pero sobre todo en Argentina pasaron cosas inesperadas. Nunca cuentas con una caída. Y nos caímos cuando íbamos en primeros. No quintos o sextos, sino que estábamos luchando por la victoria.

P. ¿Necesita adaptarse al cambio de motor?

R. Estamos trabajando. El año pasado este [el motor] fue uno de los nuestros puntos más débiles. Este año sigue siéndolo, pero estamos más unidos que nunca para encontrar el problema y solucionarlo.

P. ¿El nuevo motor influyó en su caída en Argentina?

R. Está todo relacionado. Cuando la moto acelera poco, tienes que recuperar en la frenada o buscar el tiempo entrando en la curva. Eso nos obliga a escoger el neumático delantero duro para que nos aguante la frenada. Y el neumático duro también avisa menos de las caídas. Pedrosa y yo escogimos el duro y nos caímos los dos.

P. ¿Una caída presiona más al equipo para encontrar una solución?

R. Honda es la primera interesada en trabajar en ello. Necesitamos tiempo. El problema que tenemos no lo podemos resolver de un día para al otro. Necesitamos unas cuantas carreras para entenderlo mejor y a ver si lo podemos solucionar.

P. Nunca ha perdido en Austin. ¿Cree que puede recuperarse en Estados Unidos?

R. Suelo tener suerte en Austin. Espero que este año también pase lo mismo. Quizá el circuito se adecua a mi estilo de pilotaje. Desde del primero año que fui allí, he me encontrado muy cómodo y siempre conseguí ir muy rápido. Esperamos lograr al menos el primer podio de la temporada. Sería un buen resultado. Y a ver si podemos luchar también por la victoria. Es el circuito perfecto para cambiar esta dinámica y olvidar la caída de Argentina.

P. ¿Le sorprenden las dos victorias iniciales de Maverick Viñales?

"Tanto Maverick Viñales como Valentino están yendo muy rápido y eso es preocupante"

R. Maverick empezó la temporada a un nivel muy bueno. Ya esperábamos un rival duro. Pero quizá me han sorprendido más las dos motos de Yamaha. Tanto él como Valentino están yendo muy rápido y eso es preocupante.

P. ¿Es Viñales su principal rival para el campeonato?

R. Este año está bastante igualado. Imagino que tendremos cuatro o cinco ganadores diferentes. Pero creo que los dos pilotos de Yamaha serán los máximos rivales para el título. En la pretemporada ya se veía que tenían un equipo fuerte.

P. ¿Está Lorenzo más lejos de luchar por el título por haber cambiado de equipo?

R. A Lorenzo le está costando, y creo que es normal. Él llevaba muchos años con un estilo de pilotaje. Y ahora, con el cambio a Ducati, le está costando adaptar su estilo a la moto. De cualquier manera, es un piloto ganador y no podemos descartarlo.

P. En 2015, Valentino Rossi le acusó de favorecer a Lorenzo en la disputa por el título. ¿Tuvo realmente esta intención?

R. Bueno, no me lo esperaba. Fue una cosa que me dolió porque, al final, no hay amigos en MotoGP. Todos queremos ganar. Y da igual ser del mismo país o del mismo equipo. Tú siempre quieres llegar primero. Me molestó y me sorprendió la acusación de Valentino, pero creo que fue el momento. Pasamos la página y ahora nuestra relación vuelve a ser normal.

P. ¿Es imposible hacer amistades en el circuito?

R. En Moto GP hay amigos, sí, pero con los que no te estás jugando el campeonato. Con los que te lo estás jugando, nunca seréis amigos. Seréis conocidos, hablaréis, tendréis una relación profesional, pero amigos es muy difícil. No vas a ver un partido de fútbol o a salir a tomar algo con tus máximos rivales.

P. Tras la muerte de Luis Salom el año pasado, se dieron la mano en señal de paz…

"Hasta que no pasan cosas como lo de Salom, no te das cuenta del riesgo que corres en pista"

R. Hacía tiempo que quería acercarme de Valentino. Desde la primera carrera [de 2016], yo intentaba encontrar una oportunidad. Darse la mano es lo más importante. Al menos el respeto mutuo. Después de lo de Salom era el momento. Al final, no podemos olvidar que cada vez que salimos a pista nos estamos jugando la vida y tenemos que respetar a todos los pilotos.

P. ¿Crees que compites en un deporte seguro? ¿No tienes miedo al salir a correr?

R. Miedo, nunca. ¿Es seguro? Cada vez más. Las protecciones que llevamos son más seguras, los circuitos, también. ¿Seguro cien por cien? No lo será nunca. Porque al final el riesgo siempre estará ahí. Si no, lo haría todo el mundo. Hay riesgo de caer, de lesión, pero hoy hay más seguridad.

P. ¿El accidente con Salom emitió una señal de alerta?

R. Siempre ha habido la preocupación. La Comisión de Seguridad intenta trabajar al máximo para mejorar el día a día y las instalaciones de los circuitos. Pero hasta que no pasan cosas como lo de Salom, no te das cuenta del riesgo que corres en pista.

P. ¿La prohibición de los alerones externos al carenado afecta mucho la aerodinámica de la moto?

R. Afecta un poco. Las aletas ayudan en las salidas de curva y en la aceleración. Pero siempre que hay un contacto moto con moto se tocan las alas, se pueden romper y causar daños al piloto que viene detrás. Así que es más seguro sin ellas.

P. Tiene el récord de pole positions (66, sumando todas las categorías). ¿El sistema de calificación en un período de 15 minutos le ayudó?

"¿Probar algún día un coche de Fórmula 1? ¿Por qué no? Eso sí me gustaría, porque es adrenalina"

R. Creo que es mejor así, sobre todo para el aficionado. Es mucho más interesante. Son 15 minutos a tope. Para el piloto es más difícil hacer una vuelta buena porque tiene menos tiempo, pero la adrenalina es incomparable.

P. El mes pasado murió John Surtees, el único que fue campeón mundial tanto en Moto GP como en la Fórmula 1. ¿Es posible que alguien vuelva a hacerlo en un futuro próximo?

R. La posibilidad seguro que está, pero yo no lo haré [risas]. Creo que siempre se pregunta eso porque se ve que los pilotos de Moto GP son capaces de ir rápido. Pero es casi imposible. Todos los deportes están cada vez más prefesionalizados. Los pilotos de Fórmula 1 son muy especializados, desde niños han ido en un coche y le dedicaron mucho. Mi mundo es la moto. Probar algún día un coche de Fórmula 1, ¿por qué no? Eso sí me gustaría, porque es adrenalina. Pero no estoy preparado para pilotar un coche profesionalmente.

P. Valentino cumplió ya 38 años y debe jubilarse en breve. ¿Cree que el deporte puede perder aficionados después que él se retire?

R. Valentino es un icono en MotoGP, un piloto muy importante por lo que ha hecho. Pero quien va al circuito es aficionado al motociclismo, a la moto. Así que cuando Valentino pare de correr, creo que la afición se mantendrá. Las personas quieren ver las carreras, los adelantamientos. Da igual los pilotos. Y a ver cuándo para Valentino, ¿no? Porque su nivel todavía es muy alto y sigue con la motivación a cien por cien.

P. ¿Le gustaría correr hasta los 40 años?

R. Lo más importante para seguir corriendo es lo emocional, cómo tienes la cabeza. Si te respetan las lesiones, si la cabeza está motivada y tienes ilusión, creo que sí, se puede correr hasta los 40 o más. Seguro que lo intentaré.

Más información