Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Nunca en mi vida había conducido un coche menos potente”

El piloto asturiano abandonó en la última vuelta por un problema en el segundo motor de su McLaren, que apenas tuvo velocidad en las rectas

GP de Bahrein de F1
Alonso, antes del GP de Bahrein. AFP

Fernando Alonso rozó la proeza en Bahrein. El piloto asturiano estuvo a punto, a una sola vuelta, de finalizar la carrera. En ese momento, cuando rodaba decimotercero, el segundo motor de su McLaren dijo basta. Hasta entonces, Alonso fue bregando como pudo en la parte de atrás de la carrera, bailando entre el undécimo y el duodécimo puesto, rascando décimas en cada rincón que podía. Donde no lo hacía era en las rectas, donde su McLaren sucumbía ante cualquiera. "La velocidad que llevábamos en las rectas era impresionante. Había veces que miraba por el retrovisor y veía que tenía otros coches a 300-400 metros, pero cuando llegaba la frenaba los tenía ya encima" reconoció Alonso.

La frustración volvió a invadir al asturiano cuando vio que el McLaren volvía a dejarle tirado una vez más. Tanto, que llegó a explotar por la radio. "¡Nunca había conducido un coche menos potente en mi vida!", gritaba Alonso a su equipo. "Haced lo que queráis", continuaba. Tras la carrera, no pudo hacer más que reconocer la evidencia una vez más: "Somos demasiado lentos tanto en crono como en carreras y seguimos sin ninguna novedad", reconoció. 

Alonso volvió a abogar por la paciencia mientras afirmaba que no espera mejoras a corto plazo: "Tenemos que esperar avances y tener paciencia.  El próximo mes, las tres o cuatro próximas carreras, van a ser complicadas. En Barcelona sin tantas rectas esperamos ser competitivos. Hoy fuimos arañando de dónde podíamos", concluyó el piloto español, que dijo que ahora tratará de despejar un poco la mente preparando y estudiando la Indy Car, prueba en la que participará el próximo 28 de mayo en las 500 millas de Indianápolis.  

Sainz, fastidiado

Tampoco pudo acabar Carlos Sainz. El piloto de Toro Rosso abandonó tras un choque con Stroll después de haber remontado varias posiciones en las primeras vueltas. "Fue una faena porque estaba haciendo una carrera muy buena", declaró. "Había pasado del decimosexto al undécimo puesto. Luego llegó el baile de los 'pit stops'...", remató Sainz

"Intenté trazar la curva por dentro. No bloqueé las ruedas. Él no me debió ver, giró y hubo colisión. Trazar está permitido, lo que pasa es que hay que dejar un coche de margen por si hay alguien ahí. Creo que simplemente no me vio y yo no me pasé de frenada", explicó el joven piloto español sobre el accidente. "Si él hubiera trazado por fuera habría salido por delante de mí, pero prefirió jugársela", agregó.

Más información