Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Giménez, como blindaje del Atlético en Leicester

Simeone medita reforzar el centro del campo con el uruguayo en Leicester. Gameiro ya tiene el alta médica

Giménez pasa el balón en el último Atlético-Osasuna.
Giménez pasa el balón en el último Atlético-Osasuna. EFE

“No es lo mismo jugar de central, con toda la cancha de frente, que de volante cuando te vienen los macaquitospor todos los lados”, explicaba José María Giménez (22 años) tras completar 90 minutos como mediocentro contra Osasuna. Las estadísticas reforzaron la impresión transmitida durante el partido de que Giménez había gobernado el centro del campo con autoridad. Su registro de recuperaciones de balón, 17, está por encima de la media de los grandes especialistas de la posición, que suelen promediar entre 10 y 14 por encuentro. De los 63 pases que completó, 53 fueron buenos, un 85%, y algunos de ellos fueron cambios de orientación precisos que aclararon el juego del Atlético. “Puede ser una alternativa para Leicester”, advirtió Simeone el domingo.

Al uso de Giménez como mediocentro le viene dando vueltas en la cabeza el técnico argentino desde hace varios meses. Las lesiones de Augusto Fernández y Tiago, y la ausencia de Thomas por la Copa África, generaron un déficit en la posición que provocó el adelantamiento del uruguayo. También el asentamiento de Savic como pareja de Godín llevó a Simeone a buscarle otra demarcación para que no desconectara. Algo similar sucedió con Juanfran cuando Vrsaljko le ganó el puesto y el lateral alicantino jugó varios partidos como interior.

A Giménez no le disgusta la demarcación. Le llena porque le implica mucho en el juego con y sin balón. “Soy central, está claro, pero la función de volante central me gusta. Requiere más contacto con la pelota, mas juego aéreo y más dinámica”, explica.

Su titularidad en Leicester no está garantizada, pero apunta a que tendrá minutos en algún momento para apuntalar al equipo en la defensa de un resultado que le clasifique. La inclusión de Giménez entre los titulares supondría la suplencia de Gameiro, Torres o Carrasco. El juego largo y aéreo que con tanta frecuencia utiliza el Leicester es un contexto que encaja con un futbolista que en esa posición se siente como una suerte de líbero de la vieja escuela.

“El técnico me está dando la confianza en esa posición. Soy un jugador al que no le importa dónde jugar. Lo hago donde me necesiten, fui siempre así”, asegura Giménez. “Jugaré donde el entrenador vea que puedo jugar y trataré de demostrar que puedo estar comprometido con el equipo”, abunda.

 

Gameiro ya tiene el alta

Fuente continua de rumores que apuntan a su salida del club, Giménez no quiso abandonar el Atlético el pasado verano. Intuía que Savic le amenazaba con desbancarle en el centro de la zaga, pero prefirió quedarse. El penalti por exceso de ímpetu que cometió en las semifinales de la Champions en Múnich, detenido por Oblak, le pasó factura y le dejó fuera de la final de Milán. Algunos errores en la salida de la pelota ayudaron a Simeone a tomar la decisión de dar paso a Savic. Las lesiones musculares también han influido en su falta de continuidad esta temporada. “No esperaba encontrarme físicamente tan bien”, confiesa.

 Por otra parte, Kevin Gameiro ya tiene el alta médica. La pubalgia que padece el delantero francés ha remitido después de dos semanas apartado de los terrenos de juego y entrenándose en solitario. También el guardameta Miguel Ángel Moyá recibió el alta y viajará hoy a Leicester.

Más información