Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Celta se jugará ante el Manchester United el pase a su primera final europea

El sorteo depara de nuevo que el equipo gallego tenga que jugar el partido de vuelta en campo ajeno y será en Old Trafford ante un gigante que tiene la Europa League como objetivo

Los jugadores del Celta festejan en Genk con sus aficionados el pase a semifinales.

Estaban todos los demás partidos en la prórroga y el Celta en Genk celebrando su pase a semifinal. Entonces Andreu Fontàs, líder de la zaga, explicó el sentimiento del vestuario: “Que toque el que sea porque iremos a por ellos”. Será el Manchester United, nada menos. El sorteo deparó que el primer choque se dispute en Balaídos, de manera que como en las tres anteriores eliminatorias el Celta deberá jugarse la definición en campo ajeno, en el Teatro de los Sueños. Los partidos de ida se jugarán el jueves 4 de mayo y los de vuelta el 11. La final está prevista para el 24 de mayo en Estocolmo.

“El equipo me ha convencido de que podemos hacer algo importante”, valora Toto Berizzo, tan en segundo plano en las celebraciones de la clasificación lograda en Genk que hasta hizo de fotógrafo para que el club difundiese a través de las redes sociales la alegría de sus futbolistas. “Hace siete años estábamos en mitad de la tabla en Segunda División”, pondera Iago Aspas. “Pasamos malos momentos, pero ahora estamos todos orgullosísimos”, completa Hugo Mallo. “Hemos hecho historia para este equipo. Va a ser durísimo, pero ahora tenemos que seguir soñando”, zanja Fontàs.

Gol de Rashford que dio el pase al Manchester ante el Anderlecht
Gol de Rashford que dio el pase al Manchester ante el Anderlecht REUTERS
Gonalons transforma el penalti que dio el pase al Lyon en Estambul.
Gonalons transforma el penalti que dio el pase al Lyon en Estambul. REUTERS
Gol de Viergever para el Ajkx en Gelsenkirchen.
Gol de Viergever para el Ajkx en Gelsenkirchen. Bongarts/Getty Images

El Manchester United enfoca a la Europa League como su máximo objetivo en lo que queda de temporada. Busca levantar el trofeo y entrar por esa vía a la próxima Liga de Campeones y para eso no duda en exigir a piezas como Phil Jones o Smalling a que aceleren las recuperaciones de sus lesiones y se pongan a su disposición. “Es hora de que sean valientes y se arriesguen porque por el equipo tienes que darlo todo”. La noche en la que Ibrahimovic dejó Old Trafford en camilla con el temor de una grave lesión de rodilla, el técnico portugués elogió a Luke Shaw por jugar acalambrado la prórroga contra el Anderlecht. “Esas son las cosas que me hacen confiar en los jugadores”, asegura. El United había eliminado antes al Saint-Ettiene y al Rostov y en la fase de grupos pasó como segundo clasificado tras el Fenerbahçe y por delante de Feyenoord y el Zorya, ucraniano.

Ajax y Olympique de Lyon se cruzan en la otra eliminatoria, que empezará en el Amsterdam Arena y acabará en feudo francés. Los galos llegan a las semifinales tras una agónica tanda de penaltis con el Besiktas que precisó de 16 lanzamientos. Gonalons marcó el definitivo para llevar a los galos, ya todo un clásico de las competiciones europeas, a una estancia en la que no estaban desde que en 2010 llegaron a la semifinal de la Liga de Campeones tras eliminar a Real Madrid y Girondins. Antes apenas habían llegado a una semifinal de la Recopa en 1964. Hace siete años fue el Bayern quien apeó de la final del Santiago Bernabéu a un equipo estimabe, con piezas como Lloris, Pjanic o Toulalan. Gonalons es el hilo conductor con aquel equipo tas una dura reconstrucción. El Lyon tuvo su edad de oro cuando entre 2003 y 2008 ganó las siete ligas galas que se contemplan en sus vitrinas, pero desde entonces apenas alzó la Copa y la Supercopa en 2012. Bajo la dirección del técnico Bruno Genesio emergen jóvenes como Tolisso y Fekir y crece el cotizado goleador Lacazette, que suma 31 tantos en competición oficial esta temporada. Los galos llegaron a la Europa League tras caer en la fase de grupos de la Liga de Campeones tras un partido a cara o cruz frente el Sevilla. Antes de apear al Besiktas liquidaron al Az Alkmaar y al Roma.

El Ajax presenta en Europa a su nueva generación de jóvenes. Semeja más preparada ahora que en verano, cuando pasó apuros para eliminar en la prórroga al Paok y caer luego con estrépito frente al Rostov en las eliminatorias previas de la Liga de Campeones. El postre de la Europa League le sentó bien, pasó como primero de grupo por delante de Celta, Standard Lieja y Panathinaikos y solventó las eliminatorias ante Legia Varsovia, Copenhague y ahora frente a Schalke 04. El técnico Peter Bosz maneja a varias joyas. El delantero danés Dolberg, de apenas 19 años, fue la sensación en el cruce contra el Celta en la fase de grupos, pero en la ronda contra los alemanes salió desde el banquillo porque hay niños como Justin Kluivert, hijo del exdelantero del equipo y que aún no es mayor de edad, que demuestran que el vivero ajacied no tiene fin.

Más información