Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Ferrari le aprieta las tuercas a Kimi

Pese a su mejor arranque de Mundial en los últimos cuatro años, el rendimiento de Raikkonen es peor que el de Vettel

GP Rusia F1
Raikkonen, en el paddock de circuito de Sochi. Getty

Ferrari, por boca de Sergio Marchionne, su presidente, le está apretando las tuercas a Kimi Raikkonen. En China, hace tres semanas, el presidente de la compañía de Il Cavallino Rampante abandonaba el paddockdel circuito de Shanghái y aprovechó para darle un sonoro tirón de orejas al último campeón del mundo de la Scuderia (2007). El finlandés acababa de terminar la carrera el cuarto, a 48 segundos del vencedor, Lewis Hamilton, y a 42 de Sebastian Vettel, su compañero en el equipo italiano. Según Marchionne, Raikkonen se entretuvo más de la cuenta cuando en los primeros giros debía quitarse de en medio a Daniel Ricciardo, comprometiendo también la progresión del alemán, que circulaba tras él. “Hablé de este asunto con Maurizio [Arrivabene, el director de Ferrari]. Puede que deben sentarse alrededor de una mesa y hablar. En la pista pareció estar ocupado con otros asuntos. Sebastian fue más agresivo”, dijo entonces el ejecutivo, cuyo tono, claro y directo, no tiene nada que ver con el que empleaba Luca Di Montezemolo, su antecesor en el cargo y alguien que trataba a sus pilotos con una actitud casi paternalista.

Desde que accedió al cargo hace tres años, Marchione siempre se mostró mucho menos benevolente que su antecesor ante los bajones de sus corredores, y ahora parece evidente que Raikkonen pasa por uno de ellos. Mientras Vettel lidera la tabla con 68 puntos, dos victorias y un segundo puesto en las tres pruebas que se han disputado hasta ahora —este domingo se disputa el GP de Rusia a las 17.00—, el nórdico circula el cuarto con la mitad de puntos que el tetracampeón y sin haber logrado subirse al podio. Después de cuatro años sin haber diseñado un monoplaza capaz de medirse en corto con el mejor, la tropa de Maranello ha dado con la tecla adecuada, y el SF70H está a la altura del Mercedes o incluso un poco por delante en ritmo de carrera. Vettel lo exprime al máximo; Kimi aún no, circunstancia que le deja en evidencia a pesar de acumular más puntos a estas alturas que en los últimos cuatro años. Entonces, la flojera del bólido servía de coartada, pero con el coche a punto los costurones adquieren demasiado relieve.

Futuro en el aire

“Por lo que he podido hablar con el presidente, todo está en su sitio. Sé que se han dicho y escrito cosas en los periódicos, muchas de ellas sin ningún sentido”, afirma Raikkonen desde Rusia. “Espero que llegue un buen resultado. Ya me parece bien que haya gente que no esté contenta, porque yo tampoco lo estoy”, añade el Hombre de Hielo, tan sofocado estos dos últimos años con Vettel al lado como lo estuvo en 2014, cuando compartió garaje con Fernando Alonso.

El próximo octubre, el integrante más veterano de la parrilla cumplirá 38 años, y no parece fácil que Raikkonen siga en Ferrari la temporada que viene. “Qué acontecerá acerca de mi futuro en estos momentos no lo sé. Tampoco es algo prioritario en mi cabeza”, zanja el de Espoo, que en Sochi fue el más rápido en la sesión de ensayos de por la mañana y el segundo en la de la tarde, a dos décimas de Vettel.

Más información