Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“Sharapova no tiene que ponerse al final de la cola y demostrar que es muy buena o sabe jugar al tenis”

Gerard Tsobanian, presidente del Mutua Madrid Open, aborda el polémico regreso de la rusa a las pistas

Gerard Tsobanian posa en la pista central del Mutua Madrid Open.
Gerard Tsobanian posa en la pista central del Mutua Madrid Open.

A las puertas de una nueva edición del Mutua Madrid Open, el nombre de Maria Sharapova suena con fuerza en el mundo del tenis. La rusa, castigada durante 15 meses por dopaje, volverá a desfilar por la Caja Mágica después de reaparecer la semana pasada en la arena de Stuttgart. El torneo alemán, el español y el de Roma son los tres que le han concedido hasta ahora una invitación a la tenista, cuyo regreso ha generado un profundo debate entre las jugadoras, los jugadores y todos los estamentos del circuito. Sobre ello se pronuncia Gerard Tsobanian (París, 52 años), presidente y CEO del evento madrileño, la persona que dio la bendición final a la presencia de Masha en Madrid.

Pregunta. ¿Por qué decidió darle una invitación a Sharapova?

Respuesta. Hay varios motivos, pero por encima de todo ella ya ha pagado su condena. Es decir, Maria ya cumplió su castigo, de 15 meses, y por lo tanto tiene todo el derecho a jugar ahora. Ella es una gran jugadora y atrae más atención que cualquier otra tenista que no haya ganado títulos o Grand Slams durante su carrera. Hablamos de una gran campeona que ha demostrado lo que puede hacer y que le ha dado mucho al tenis.

P. Menciona un criterio deportivo pero, ¿hasta qué punto ha intervenido el marketing?

R. Lógicamente influye, porque se habla mucho del caso, pero yo decidí darle la invitación en noviembre y entonces no lo hicimos público ni tampoco hicimos publicidad en la calle. Entonces no era todo tan mediático. Ahora sí lo es porque muchos medios y otras jugadoras han opinado y se ha creado un debate, pero si me pregunta sobre si por haberle invitado a ella vamos a vender más entradas, la respuesta es que no va a haber una gran diferencia, sinceramente. A nivel de patrocinadores, nada. Cuando le di la invitación no hice ningún cálculo comercial o de marketing.

P. ¿Cómo fue el proceso de decisión?

R. Tenemos un comité y lo hablamos internamente. Lo comentamos tranquilamente y analizamos los puntos de vista de cada uno. Después se toma la decisión final. Aquí hubo unanimidad, pero fuera ya se ha visto que no la hay, eso está claro.

La actitud que ha tenido ella durante el castigo puede ser un ejemplo para otras deportistas

P. Pero al parecer el propietario del torneo, Ion Tiriac, no era partidario de concederle la wild card, ¿no es así?

R. Tiriac tiene una posición un poco más dura y la comprendo, porque cuando él era presidente del Comité Olímpico Rumano vivió casos de dopaje durante los Juegos Olímpicos y tiene una posición muy radical en este sentido. Hablé con él y entiende mi punto de vista. Sharapova salió delante de todos y reconoció su error. El producto que consumió no estuvo en la lista durante muchos años y además hubo dudas respecto a cómo se le hizo saber que ya no podía tomarlo.... Al final, Maria ha sufrido mucho y ha vuelto a la pista siendo mejor persona; no como mejor deportista, pero sí como mejor persona. Aprecia mucho más el deporte y es mucho más consciente de la suerte que ha tenido de jugar al tenis y de vivir la vida que ha vivido.

P. ¿Intuían que todo esto podía alcanzar tanta repercusión mediática?

R. Yo no la he pedido, sino que ha venido porque se ha generado un debate en el espacio público. Ella ha cumplido su sanción y punto. Yo no puedo ser más juez que el juez o la WADA (Agencia Mundial Antidopaje) y aplicarle un castigo mayor. Yo soy la persona que organiza un torneo, me han dicho que esta chica puede jugar y si puedo echarle una mano porque le ha dado mucho al deporte, lo hago. Repito, creo que a partir de ahora Maria va a ser mejor persona y más humilde. Al final, creo que la actitud que ha tenido ella puede ser un ejemplo para otras tenistas y otras deportistas.

Sharapova, durante un partido en Stuttgart, la semana pasada.
Sharapova, durante un partido en Stuttgart, la semana pasada. EFE

P. Precisamente, eso es lo que cuestionan y critican muchas otras jugadoras y jugadores. Que no se transmite un buen ejemplo a la sociedad.

R. Ella fue castigada, eso lo primero. Cometió un error y fue castigada. Es como si alguien saliera de la cárcel y nadie le diera trabajo, ¿no? Es como si alguien sale de la cárcel y tú te presentas y dices: este ha salido de la cárcel, así que debo tener el trabajo antes que él. ¿Por qué? ¿Por qué? Al que sale de la cárcel no se le debe aplicar otro castigo. Esa persona quiere encontrar trabajo y ya ha pagado. Quiere integrarse de nuevo en la sociedad, ¿no? En este caso, yo evalúo a las candidatas que quieren una invitación y decido en función de la calidad que tienen como deportistas. Sencillamente escojo a la mejor. Es como una entrevista para buscar trabajo. Ese es mi criterio. Cada uno tiene su opinión. Yo lo que no quería es ser otro juez más. Si la Agencia Antidopaje hubiera decidido que no pudiera jugar más, lo entendería, pero decidieron que eran 15 meses y después podía volver. Yo no tengo derecho a castigarla más. Puede ser que se vea como una ayuda, pero en todo caso es una ayuda para reintegrar a una persona castigada.

P. ¿Pero el hecho de regalarle una invitación no puede ser un agravio para otras jugadoras que llevan muchos años luchando para obtenerla?

R. Repito: Maria no es una jugadora cualquiera, sino una campeona, una estrella que ha ganado grandes títulos y merece un poco más de atención. No tiene que ponerse al final de la cola y demostrar otra vez que sabe jugar al tenis. Ella sabe jugar, porque lo demostró en el pasado y también en su regreso, en Stuttgart, donde llegó a las semifinales. ¿Necesita demostrar algo, ponerse a la cola y empezar de cero? Lo siento, pero no. Yo lo veo de un modo distinto a esas jugadoras críticas. Ha tenido tiempo suficiente para reflexionar. He estado con ella y he visto que está muy contenta de estar otra vez dentro del circuito. Es una competidora nata y le hacía mucha falta. Yo pensé que era lo acertado y Manolo Santana comparte mi opinión.

P. ¿Cómo cree que la recibirá el público de Madrid?

R. Hay distintas opiniones, pero nuestro mundo actual permite que cada uno pueda expresar libremente su opinión. Creo que habrá un poco de todo, pero al final el público español conoce muy bien el tenis y el deporte. Los años anteriores Maria jugó aquí y venía mucha gente a verla, así que creo que van a respetarla por ser quien es.

P. Más allá del impacto que pueda tener la vuelta de Sharapova a Madrid, ¿hasta qué punto puede compensarle al torneo todo el ruido? ¿Puede quedar dañada la imagen?

R. Mire, en 2005 lancé el concepto de las recogepelotas modelos y me criticaron muchísimo. Me dijeron que estaba utilizando a las mujeres y que era un machista. Al final fue algo que hizo que se hablase del torneo. Siempre hay gente que opina, a favor y en contra, pero al fin al cabo yo soy como el responsable de una empresa y debo hacer lo mejor para esta empresa. Creo que hoy día la gente quiere ver a grandes campeones en la pista y no que yo castigue más a una persona. ¿Por qué voy a castigarle a Maria y a los aficionados que desean verla? Los que la critican no tienen la necesidad de venir a verla y los que quieren verla tienen la oportunidad de disfrutar de su juego. El público de Madrid va a ver a otra gran campeona otra vez. Yo no obligo a nadie. Ella me solicitó la invitación, acepté y nadie está obligado a nada. Respeto todas las opiniones.

Imagen exterior de la pista central de la Caja Mágica.
Imagen exterior de la pista central de la Caja Mágica.

P. Todavía está en al aire si jugará en Roland Garros o no. Si decidieran no invitarle en París, ¿quedarían retratados los torneos que sí lo han hecho?

R. Roland Garros es un torneo como nosotros, ¿no? Puede ser que tenga más historia que el de Madrid, pero al final es un torneo de tenis. La Federación Francesa tiene sus propios criterios de evaluación, pero no son los jueces del tenis mundial. Si Maria no recibe una invitación en París no sería algo que nos desacreditase a nosotros. Ellos decidirán lo que consideren mejor para ellos.

P. Al margen de Sharapova, ¿qué otros atractivos encontrarán aquellos que decidan desplazarse a la Caja Mágica para ver tenis?

R. ¿No es una razón suficiente el hecho de que el mejor tenis del mundo venga una semana al año a Madrid. No es poco, ¿no? Es un argumento suficiente. Son ya 16 ediciones. Cada año este torneo está más reconocido y más asentado. Es el sexto torneo del mundo. Gracias a los jugadores y los aficionados hemos logrado un lugar privilegiado. La venta de entradas ha aumentado un 30%, por lo que la gente valora el evento. Nuestra apuesta es ser un torneo innovador y vanguardista. Nos atrevemos a hacer cosas que los torneos tradicionales no se pueden permitir: las recogepelotas, la arena azul de 2012, las luces led de la pista central… Son cosas en las que hemos sido los primeros. Nunca hemos tenido miedo a salirnos del camino clásico. Lo de la tierra azul fue un fallo, pero hay que progresar. Esto es como una empresa y siempre debemos mejorar. Debemos demostrar que nuestro torneo vive en nuestro tiempo, no en el pasado. Esa es nuestra filosofía.

Somos innovadores. Nunca hemos tenido miedo a salirnos del camino clásico

P. ¿Y cómo están las cosas con el Ayuntamiento? ¿Cómo es la relación del Mutua Madrid Open con el Consistorio de Manuela Carmena?

R. Yo he visto pasar cuatro alcaldes desde 2012. Es normal que cada uno de ellos necesite un tiempo de adaptación para saber con quién trabaja y para conocernos. Pero independientemente de eso, el torneo de Madrid no se puede politizar. No es un torneo político, sino un evento deportivo. Es el mensaje que traslado a mis interlocutores. El torneo atrae cosas muy positivas para España y para la ciudad. Es un evento de gran nivel, que se retransmite en 180 países. Queremos trasladar al mundo una imagen dinámica de la ciudad de Madrid. Los alcaldes son gente inteligente y lo valoran. No es un evento que deba asociarse a un partido político.

P. Para ir terminando. El torneo coincide también con un gran momento de Rafael Nadal. ¿Llega en un momento perfecto?

R. Él es un fenómeno. No es un deportista que vayamos a poder encontrar o fotocopiar fácilmente. Valoramos mucho su presencia aquí y él se siente muy cómodo en la tierra batida. Cuando llega esta etapa del año Rafa cambia su mente y se siente poderoso. Se regenera. Estamos encantados de recibirle cada año y ahora estamos muy contentos de que se encuentre bien y no sufra lesiones.

P. Para cerrar, ¿qué me dice del embarazo de Serena Williams?

R. Es otra gran campeona. La vida cambia, ella ya no es una niña y está pensando en su futuro y en su familia. Es así y es muy normal. En la vida hay cosas mucho más importantes que el tenis.

Más información