Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Dani Pedrosa y la Honda, como referencia en el GP de Jerez

El piloto de HRC domina los libres y logra la ‘pole’ en el gran premio de España por delante de Márquez y Crutchlow

Pedrosa Ampliar foto
Dani Pedrosa se lleva la pole en el circuito de Jerez. EFE

La estrategia, en una sesión de clasificación, no solo se limita a salir con una o dos motos, a hacer una o dos paradas, también a esperar al colega que más fino anda en ese momento. En el caso de Marc Márquez, cuyo equipo cuida al detalle la sesión que le garantizará la primera fila (o no), Jerez volvió a convertirse en el escenario en el que probó con una clasificación a dos paradas, con las dos motos, lo que le permite usar hasta tres neumáticos blandos nuevos. Pero además, el campeón del mundo, a sabiendas de que había rivales más inspirados que él en este circuito, decidió esperar a esa rueda buena. La tenía localizada. Era la de su compañero de equipo Dani Pedrosa, que ha dominado todas las sesiones del fin de semana. En la tercera y última salida a pista que tenía planificada, Márquez esperó pacientemente sobre su moto a que, delante de él, arrancara su compañero de equipo. Y cuando lo hizo, tiró tras él. Hizo toda una vuelta a rebufo de Pedrosa, que ya era segundo en la tabla, por detrás de aquel. El de Castellar mejoró sus tiempos y se puso primero: 1m, 38’249s. Márquez, definitivamente, había tenido buen ojo, pero no pudo llevarse la pole.

En aquel intento se quedó a 51 milésimas de su compañero de box, que lo tenía calado y hasta confesaría haberse girado a mitad giro en una suerte de comunicación muda con su compañero: ¿qué? me quieres seguir, pues no sé si tirar, porque como lo haga igual aprovechas tanto mi rebufo que me robas la pole, pero venga va, voy a probar que me siento fuerte. Algo así explicaría luego. “Ha habido un juego de estrategias, pero me he sentido bien siendo yo el perseguido cuando es él el rey de las sesiones de clasificación”, confesó. En su última vuelta, ya sin Pedrosa, que logrado el mejor tiempo se retiró a un lado, Márquez mejoró ligeramente su tiempo. “Al final, salgo desde la primera fila, que era mi objetivo real este fin de semana”.

La primera fila de la parrilla la completará, en el tercer puesto, Cal Crutchlow, lo que deja tres Honda al frente de la clasificación en un circuito en el que no esperaban destacar, por las estrecheces de la pista y porque se trata de un trazado corto sin grandes frenadas, su punto fuerte, de momento. “Los resultados salen, pero no tenemos ni idea de cómo lo hacemos”, decía Crutchlow a su llegada a Jerez. Y coincidía con la versión de Márquez, que sigue buscando la velocidad en cada esquina del circuito, aunque su pilotaje no sea del todo estético y roce, en ocasiones, los niveles máximos de peligrosidad. “Me he dado cuenta siguiendo a Dani durante algunas vueltas de por qué sufro en algunas curvas este fin de semana. En el último giro he cometido algún error, pero mi objetivo era la primera fila, así que estoy muy contento”, decía al terminar.

Los pilotos de la fábrica japonesa siguen en periodo de adaptación: tres motores distintos en tres años; este parece el mejor, el que hace la moto más fácil de pilotar, pero necesitan tiempo para que se ajuste a las necesidades de cada uno y al funcionamiento de la electrónica. Mientras, en Japón siguen trabajando. Buena muestra de ello es el nuevo escape que ha estado probando estos días el británico. La pieza, que tiene incidencia directa en el comportamiento del motor, busca ayudar a las Honda a ganar potencia. Y las mejoras son evidentes. “La moto va mejor, en los tests que hicimos en Le Mans hace unos días encontramos algunas cosas que nos van a ir bien este fin de semana”, reconocía el de Coventry, que ha hecho tantas pruebas para HRC últimamente que ya no sabe si el paquete con el que salió a pelear por la pole le hace ir más o menos rápido. Lo cierto es que el rendimiento de los tres pilotos es sorprendente.

“Yo estoy aprendiendo de la moto carrera a carrera. El año pasado llevamos una moto con la que sufrimos mucho, ahora llevo una a cuyo comportamiento estoy más acostumbrado. Pero todavía estoy entendiendo cuáles son sus puntos fuertes y cómo lidiar con los débiles; también el equipo va aprendiendo a medida que acumulamos kilómetros”, explicaba Pedrosa.

Las Yamaha, sin agarre

Tuvieron más problemas para lograr una vuelta rápida las Yamaha, que acusan cierta falta de agarre en su moto este fin de semana, especialmente en el flanco derecho, lo que les impide aprovechar, como de costumbre, el paso por curva, su punto fuerte. Viñales se clasificó cuarto y Rossi, séptimo, aunque demostró por la mañana tener un excelente ritmo de carrera. En la sesión de clasificación, el italiano fue solo dos milésimas de segundo más rápido que su excompañero, Jorge Lorenzo, que se siente tan cómodo en Jerez que logra acercarse a las posiciones delanteras con su Ducati. Va mejorando las sensaciones poco a poco y, de momento, ha logrado su primer objetivo: ser la mejor Ducati de la parrilla. Dovizioso se clasificó 15º.

Más información