Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Caja Mágica, territorio sin ‘sheriffs’

A diferencia de otros torneos sobre tierra, en el de Madrid no hay dominadores claros desde la mudanza al recinto del Manzanares, en 2008. La altura influye en un evento que ofrece variedad de campeones

Djokovic sirve durante un entrenamiento en la Caja Mágica.
Djokovic sirve durante un entrenamiento en la Caja Mágica. Getty

Algo tiene la arena de la Caja Mágica, que sobre ella suceden cosas extraordinarias. Porque en Madrid, territorio abonado a la sorpresa y los pelotazos, el público las ha visto de todos los colores. Allí, en el industrial complejo edificado por al arquitecto francés Dominique Perrault, se les ha visto padecer a los más fuertes, al mismísimo Roger Federer –aquel despertar de Nick Kyrgios, hace dos años–, a Novak Djokovic –abucheado por el público en 2013– o a Rafael Nadal, el hombre que más veces ha conquistado el título del Mutua Madrid Open, pero que tampoco escapa a la criba. Porque, sí, a pesar de jugar en casa, arropado, el balear también las ha pasado canutas.

“Nunca ha sido un torneo sencillo para nosotros”, especifica su preparador, Toni Nadal, quien incide en el factor geográfico para razonar la dificultad. “Siempre nos cuesta un poco arrancar, porque en Madrid se juega a mayor altura [a unos 660 metros] y cuesta más de lo habitual controlar la salida de la pelota. A nada que le des un poco de potencia sale disparada como un tiro”, detalla el técnico, a cuya explicación se suma Garbiñe Muguruza, una voz válida como pocas para argumentar, porque de la capital española se ha marchado siempre con algún rejonazo.

“Lo de la altura parece una tontería, pero no lo es. A mí me cuesta mucho adaptarme al golpeo de la bola. Lo que en otros sitios sería un buen tiro, apurando la pista hacia el fondo, aquí se te va a los asientos de las gradas”, precisa la número cuatro, que agrega: “No sé por qué es exactamente, pero a los jugadores nos suele costar jugar en Madrid. Es todo un poco raro: la altura, el propio recinto… Porque nosotros estamos acostumbrados a competir en espacios más abiertos y aquí estás metida en un cubo gigante…”.

La otra referencia española, Carla Suárez, tampoco acierta a dar con una versión específica, pero ofrece algunos trazos. “La verdad es que no sé qué ocurre aquí. Creo que es una suma de varias cosas. Creo que influye bastante la altura y también el hecho de que el torneo se juegue a dos semanas de Roland Garros, con lo cual hay quienes a veces prefieren no forzar del todo… Pero no lo sé. En cualquier caso, creo que es muy bueno que este torneo sea así, abierto. El hecho de que no haya una dominadora clara nos permite a todas tener más opciones de ganar”, subraya la canaria.

Seis ganadoras en la WTA, cuatro en la ATP

Y da en el clavo, porque si se repasa el palmarés del evento no se da con un dominador o dominadora clara desde que se produjese la mudanza al barrio de San Fermín, en 2009. En el circuito femenino, desde ese año, han levantado el título seis tenistas diferentes: Serena Williams (2), Petra Kvitova (2), Dinara Safina, Aravane Rezai, Maria Sharapova y Simona Halep. Y en el masculino, desde entonces, cuatro ganadores, aunque con una huella inconfundible: Rafael Nadal (2), Roger Federer, Novak Djokovic y Andy Murray. Solo el español (2013 y 2014) fue capaz de revalidar la victoria.

Así como Montecarlo, Barcelona, Roma y Roland Garros están bajo la soberanía de Nadal, aunque en el Foro Itálico haya encontrado la discusión de Djokovic durante el último lustro (dos cetros para cada uno), la Caja Mágica es un escenario mucho más impredecible, sin unos sheriffs definidos que impongan su ley ni una firma única a la que se le asocie. Por una razón u otra, por la altura, el calendario o no se sabe muy bien por qué, a orillas del Manzanares los desenlaces son más abiertos.

RESULTADOS. LUNES 8

Cuadro masculino: David Ferrer, 2-6, 7-6 y 6-4 a Mikhail Kukushkin; Feliciano López, 6-4 y 6-3 a Ernesto Escobedo; Florian Mayer, doble 7-5 a Marcell Granollers; Gilles Simon, 6-0, 0-6 y 6-7 a Gael Monfils; Grigor Dimitrov, 7-5 y 6-4 a Philipp Kohlschreiber; Nick Kyrgios, 7-6 y 6-4 a Marcos Baghdatis.

Cuadro femenino: Carla Suárez, 6-4, 2-6 y 6-2 a Caroline Wozniacki; Lara Arruabarrena, 3-6, 6-3 hy 6-3 a Barbora Strycova; Eugenie Bouchard, 7-5, 2-6 y 6-4 a Maria Sharapova; Angelique Kerber, 6-2, 1-6 y 7-5 a Katerina Siniakova. Anastasija Sevastova, doble 6-3 a Karolina Pliskova.

Más información