Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué, tenis y un Mundial muy lejos de hacerse realidad

El futbolista del Barcelona estudia crear una Copa del Mundo de la raqueta, pero las posturas entre él y los principales estamentos del circuito profesional están distanciadas por la complejidad del proyecto

Piqué, esta semana durante un partido en la Caja Mágica.
Piqué, esta semana durante un partido en la Caja Mágica. Getty

Allá por donde pisa, Gerard Piqué deja huella. El central del Barcelona, de 30 años, se desplazó esta semana a Madrid y se dejó ver dos días en el palco noble de la pista central de la Caja Mágica. Desde allí escuchó algunos silbidos en su contra, alguna que otra arenga madridista y presenció un par de partidos, el estreno de Andy Murray y al día siguiente una victoria de David Ferrer, ahora ya eliminado. A algunos les sorprendió la presencia del futbolista, pero desde hace tiempo se sabe de su afición al tenis. Le gusta a Piqué el deporte de la raqueta, donde además de una vía de entretenimiento el 3 del Barça percibe hoy día una jugosa opción de negocio.

Así que Piqué, el Piqué emprendedor al que le llama el mundo empresarial, tiene en mente la creación de un proyecto que sea algo así como una Copa del Mundo de tenis, un Mundial, pero de ningún modo algo similar a una Copa Davis, cuyo formato genera un desencanto unánime entre todos los profesionales del tenis. Ahí es donde el futbolista advierte un vacío. Por su cabeza pasa la idea de impulsar una competición por selecciones que reúna el suficiente atractivo deportivo y comercial, así que desde hace más de un año se puso manos a la obra y el miércoles por la noche se hizo público, merced a una información publicada por el diario británico Daily Mail.

Piqué desembarcando en el tenis: jugoso titular. Y la idea está ahí, existe, pero de ahí a que se materialice hay todo un mundo y muchísimos matices. En contra de lo que ha trascendido hasta ahora, la postura entre el jugador del Barcelona y los distintos estamentos del tenis están muy alejadas. A lo largo del último año Piqué se ha reunido con las principales autoridades, con la ATP, la Federación Internacional de Tenis (ITF) y varios pesos pesados del circuito. En esos encuentros el catalán les hizo ver a todos ellos su boceto e intentó llegar a puntos de acuerdo que por ahora están muy lejos de alcanzarse.

Todavía hay diferencias ostensibles en cifras, patrocinios e incluso en el formato que tendría dicha competición. Piqué plantea un torneo corto, de un fin de semana a poder ser —al estilo de una Copa del Rey de baloncesto, por ejemplo— y en una única ubicación, aunque baraja también la opción de varias sedes. Aunque este jueves se hablaba de 16 participantes y de un contrato de larga duración, 300 a 500 millones de euros, ni una cifra ni la otra son correctas. Quiere el futbolista que el evento atraiga tanto al aficionado como a los propios jugadores, a los que les propone compensaciones económicas y también la posibilidad de ganar puntos de cara al ranking. Esa es la idea base, pero la realidad es que actualmente todo está en el aire y la filtración de la noticia se entiende como una maniobra interesada. La ATP, de momento, no se pronuncia.

La ATP World Team Cup (1978-2012), un precedente

De 1978 a 2012 se desarrolló una competición llamada ATP World Team Cup en Düsseldorf, donde se medían ocho países sobre tierra batida, como una especie de alternativa a la Copa Davis. Sin embargo, hace cinco años se finiquitó porque la inversión fue decreciendo. Ahora, Piqué tiene un plan, pero lo dicho, muy lejos de llevarse a cabo. "Es un proyecto bonito. Gerard está involucrado, pero yo no he hablado con él porque no le conozco. No es el capo de esto, pero forma parte de ello. Falta un evento así para el espectador y el circuito", reivindicó Rafael Nadal. “Hablé con él, es un gran tío. Ver que un grande del fútbol quiere meterse en el tenis y apoyarlo con un negocio que afecta a la estructura del circuito es muy positivo para nuestro deporte", afirmó Novak Djokovic, número dos del mundo, que se impuso al español Feliciano López en los octavos por 6-4 y 7-5.

"Hablamos muchas veces, pero no puedo decir de lo que hablamos porque muchas de las cosas no son oficiales", continuó; "hay varias ideas y proyectos en proceso en los que él está involucrado, pero no sabemos si se van a realizar o no. Depende de muchas cosas. El mundo del tenis es complejo, hay muchos cuerpos gubernamentales y asociaciones que tienen control en diferentes aspecto del juego, de los torneos. Es complicado. Me encanta que haya gente como Gerard, dispuesta a invertir tiempo y energía en hacer de este un deporte mejor”.

Más información