Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Tenerife asalta el Palau y relega al Barça a la sexta plaza

Los azulgrana, a falta de una jornada, corren el riesgo de afrontar los ‘playoffs’ en una malísima situación

Bassa, con el balón, ante Navarro. Ampliar foto
Bassa, con el balón, ante Navarro. EFE

El Tenerife ganó por primera vez en la historia en el Palau Blaugrana. Su triunfo fue rotundo y su juego convincente. El Barcelona pagó su deficiente actuación, un compendio de errores, nervios y malas decisiones. La factura es carísima para el Barcelona, que desciende a la sexta plaza de la clasificación. Falta una sola jornada y el equipo de Georgios Bartzokas dependerá de terceros para alcanzar una plaza que le dé ventaja de campo siquiera en los cuartos de final.

Para mejorar esa sexta posición y partir como cabeza de serie, el Barcelona necesitará ganar en la cancha del Obradoiro y que el Tenerife, quinto, y el Unicaja, cuarto, pierdan sus últimos compromisos ante el Manresa y el Betis respectivamente. También podría involucrarse en el embrollo el Baskonia, tercero ahora, que recibe en la última jornada al Fuenlabrada.

BARCELONA, 65; I.TENERIFE, 73

Barcelona: Rice (7), Oleson (0), Perperoglou (4), Claver (11), Tomic (16) –equipo inicial-; Vezenkov (7), Eriksson (5), Diagné (2), Koponen (6), Renfroe (5) y Navarro (2).

Iberostar Tenerife: San Miguel (6), Richotti (5), Kirksay (2), Doornekamp (20), Bogris (12) –equipo inicial-; Niang (0), Bassas (6), Hanley (0), Grigonis (5), Fran Vázquez (6) y White (11).

Parciales: 15-19, 18-13, 15-21 y 17-20.

Árbitros: Pizarro, Bultó y Sacristán. Señalaron una antideportiva a Diagné, una técnica a Doornekamp y otra a Bartzokas.

Palau Blaugrana. Unos 3.500 espectadores. Penúltima jornada de la Liga Endesa.

El partido del Palau lo dominó el Tenerife de principio a fin. Defendió en su buena línea de siempre, metió 14 de los 25 triples que lanzó y movió el balón en ataque con una eficacia extraordinaria. El canadiense Doornekamp brindó un recital con cinco triples, 20 puntos, seis rebotes y cuatro asistencias. Bogris, Grigonis, Fran Vázquez, White, todo el equipo tinerfeño jugó a un excelente nivel. El Barcelona defendió mal, Rice, desacertado en el tiro, no dio apenas señales de vida, y solo Tomic y Claver le dieron algún quebradero de cabeza a la defensa del Tenerife.

Y para rematarlo, Diagné se enzarzó en discusiones que le costaron una falta antideportiva, y Bartzokas volvió a tenérselas con los árbitros y volvió a ser castigado con una técnica. El peor de los panoramas para un Barcelona que ya fracasó en la Euroliga y que va camino de afrontar desde una malísima posición los ‘playoffs’ de la Liga Endesa. El Tenerife, que hizo historia hace solo unos días al ganar la Champions League, la competición que organiza la FIBA, está empeñado en seguir rompiendo moldes, ahora en la Liga Endesa.

Más información