Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los Warriors remontan 25 puntos ante los Spurs tras la lesión de Leonard

La estrella de San Antonio se lastima en el tercer cuarto y Golden State se lleva el primer duelo (113-111)

Kawhi Leonard supera a Kevin Durant. Ampliar foto
Kawhi Leonard supera a Kevin Durant. USA Today Sports

Las lesiones llevan por el camino de la amargura a San Antonio Spurs. La de su estrella Kawhi Leonard resultó determinante en su derrota en la cancha de Golden State Warriors (113-111), en el primer partido de la final de la Conferencia Oeste de la NBA. Hasta que Leonard estuvo en la cancha, el equipo tejano abrumó a su rival. Llegó a dominar por 25 puntos en el primer cuarto (19-44) y mantenía una renta de 23 (55-78) a ocho minutos para el final del tercer acto.

Fue entonces cuando Leonard tuvo que ser ayudado para retirarse al vestuario con la pierna izquierda maltrecha. Cayó sobre el pie del pívot georgiano Pachulia, tras un lanzamiento. Ya se había torcido el pie izquierdo minutos antes, el mismo que también le había impedido jugar la prórroga del quinto partido y le obligó a ser baja en el sexto de las semifinales ante Houston.

GOLDEN STATE, 113; SAN ANTONIO, 111 (1-0)

Golden State: Curry (40), Klay Thompson (6), Durant (34), Draymond Green (9), Pachulia (11) –equipo inicial-; West (1), Barnes (2), Iguodala (2), McGee (1), Livingston (4) y Clark (3).

San Antonio: Mills (5), Danny Green (8), Leonard (26), Aldridge (28), Pau Gasol (5) –equipo inicial.; Lee (0), Bertans (0), Murray (6), Ginóbili (17), Simmons (12) y Anderson (4).

Parciales: 16-30, 26-32, 39-28 y 32-21.

Oracle Arena de Oakland. 19.596 espectadores.

El mazazo fue tremendo para los Spurs. Recibieron un parcial de 19-0 (73-78). Los Warriors, que habían empezado fatal en los triples y en general en sus ataques, se rehicieron. Se agarraron a sus dos estrellas, Stephen Curry y Kevin Durant, dado que Klay Thompson y Draymond Green no estuvieron finos en ataque y la aportación de los jugadores de banquillo no fue sustancial.

Los Spurs, que han comparecido en la final también privados del concurso de su base Tony Parker, gravemente lesionado, fueron perdiendo fuelle. Pau Gasol empezó bien, pero cometió tres faltas muy rápido, tuvo que irse al banquillo y Popovich ya no volvió prácticamente a recurrir a sus servicios. Jugó solo 16 minutos, acumuló cinco faltas y sumó cinco puntos, dos rebotes y una asistencia.

Pero, aun así, Ginóbili, con 17 puntos y tres robos de balón, y Simmons, con 12 puntos, aportaron energía desde el banquillo. Aldridge lideró el ataque, con 28 puntos, que se añadieron a los 26 puntos y ocho rebotes que había dejado Leonard en herencia antes de retirarse lesionado.

Stephen Curry, con siete triples y 40 puntos, y Kevin Durant, con 34, pusieron a su equipo por delante a falta de cuatro minutos (101-100). Curry dio un último tirón (111-106), pero los Spurs aun tuvieron la ocasión de llevar el partido a la prórroga. Aldridge falló el triple en cuestión y la suerte quedó echada.

 

Más información