Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Curso intensivo de Fernando Alonso en Indianápolis: “Aprendo en cada vuelta”

El ovetense se foguea en la segunda jornada de libres de las 500 Millas rodando en tráfico y marca el 24º mejor registro

Fernando Alonso, en el box de las 500 Millas de Indianápolis.
Fernando Alonso, en el box de las 500 Millas de Indianápolis. EFE

La aventura de Fernando Alonso en las 500 Millas continúa. Este martes, en la segunda sesión de libres, el bicampeón del mundo de Fórmula 1 realizó todo un curso intensivo en el Indianápolis Motor Speedway, siendo el piloto que más rodó durante las seis horas de entrenamiento. El asturiano, que corre para McLaren-Honda-Andretti, realizó 117 vueltas y marcó el 24º mejor registro de la tanda alcanzado las 221,029 millas por hora en su mejor vuelta (355,9 kilómetros por hora), menos que el día anterior, aunque los tiempos, de momento, no sean relevantes: "Ha sido un día muy productivo. Dimos muchas vueltas, rodaje en grupo y por fin con tráfico", celebró el asturiano. "Mucha información a la que le daré vueltas y mañana seré un mejor piloto en óvalo", añadió.

El otro español de la parrilla, el experimentado Oriol Servià, completó 65 vueltas, con una velocidad de 221,921 millas por hora como su mejor registro. Will Power, del poderoso equipo Penske, alcanzó la mejor marca del día con 224,656 millas por hora

Alonso pudo probarse por fin en tráfico, después de que el día anterior un problema en las suspensiones delanteras le impidiera hacerlo al final de la jornada, como tenía previsto el programa de McLaren-Honda-Andretti. Con el aire sucio y la concurrencia de coches comenzó, por tanto, lo interesante para el asturiano. Sabe ya que esta será una de las condiciones que hacen muy especial esta carrera, rivales delante, detrás a izquierda y derecha, y es consciente de que ahí tendrán más ventaja aquellos que cuenten con experiencia en óvalos.

“Me sentí bien, como esperaba. Obviamente, aquí es importante mantenerte cerca del coche que tienes delante.  Estoy en el mejor equipo para eso, somos seis coches y hemos rodado juntos. Mis compañeros fueron increíbles ayudándome", reflexionó el asturiano. "Sabía que me estaban cuidando en algunos momentos y eso fue bueno. He aprendido en cada vuelta, aquí y allá, siguiéndoles, viendo cómo atacan las curvas o la siguiente vuelta, cómo preparan los adelantamientos".

Un día más tarde, Alonso ha podido jugar con los rebufos gracias en gran parte a sus compañeros de equipos, probar adelantamientos, algunos incluso con tres coches en paralelo, y ser adelantado. Tiene la ventaja el español de contar con cinco pilotos más en Andretti: Marco Andretti, Takuma Sato, Alexander Rossi –ganador el año pasado- Ryan Hunter-Reay y Jack Harvey. Todos trabajando conjuntamente para simular situaciones de carrera, esas que el español nunca ha podido experimentar.

Hasta el viernes, tanto Servià como Alonso podrán completar entrenamientos de seis horas por día. El sábado es la primera parte de la clasificación y el domingo la segunda. Eso siempre que no llueva. En ese caso, ningún coche saldrá a pista y las previsiones apuntan a que este fin de semana podría caer agua en Indianápolis, por lo que la tanda quedaría aplazada hasta el primer día en el que se libere el circuito. Alonso ya ha asegurado que su prioridad no es hacer una buena clasificación. No le vendría mal evitar las turbulencias que se generan en la cola de la parrilla, pero de momento quiere utilizar cada segundo sobre el óvalo para aprender todo lo que pueda poner en práctica el 28 de mayo, el gran día del motor en Estados Unidos, el día de las 500 Millas.