Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

“La Liga no está hecha. Vamos a ir a Málaga a ganar”

Al Madrid le basta un punto para conseguir el título, pero técnico y jugadores dicen que no van a especular

Celta vs Real Madrid Ampliar foto
La piña de los jugadores del Madrid tras el segundo gol de Cristiano Ronaldo. AP

Un cielo encapotado recibió al Real Madrid ayer a su llegada a Vigo a eso de las 12 de la mañana. Aprovechando del día festivo —día de las Letras Gallegas— centenares de aficionados fueron a recibir al conjunto blanco al aeropuerto. En la ciudad sólo había abiertos bares y restaurantes. Lino, dueño de casa Nisio, donde se creó la única peña Michel Salgado que hay en Vigo, bromeaba cuando le preguntaban por un pronóstico y por las declaraciones del alcalde de Vigo. “¡Pero si ese no juega!”. No todos estaban pendientes del partido, por supuesto. Un taxista, ajeno a todo preguntaba: ¿Juega el Celta hoy? ¿Y eso? ¿A qué hora? Ni sabía del aplazamiento ni recordaba el temporal de febrero que obligó a cancelar el encuentro.

Se abrió paso el sol por la tarde noche en Balaídos. Con el atardecer vigués, el Madrid encaminó el partido y se encaminó hacia el título. Ahora sólo le falta un punto para conseguir la Liga. “No, no está más cerca porque todavía nos falta un partido y hay que sumar. Tenemos que seguir con lo que estamos haciendo. No está sentenciada, tenemos que jugar un último partido que a lo mejor va a ser difícil”, analizó Zinedine Zidane en la sala de prensa.

Él, que siempre dice que piensa positivo y que aleja todo lo negativo, apareció con un rostro tan serio que parecía haberse dejado tres puntos en Balaídos en vez de haberlo ganado. “¡No, no! Voy a sacar mi sonrisa entonces. Estoy muy muy contento, un poco cansado porque no juego , pero tengo la misma tensión que si jugara”, explicó el técnico francés al que no le gustó la primera parte de su equipo. Lo soltó cuando le preguntaron por Cristiano Ronaldo y su respuesta se fue por otro lado, tanto que el periodista le interrumpió y le dijo: “le estaba preguntando por Cristiano”.

“La primera parte fue de ida y vuelta y a nosotros no nos conviene jugar con mucha prisa Tocando, pensando, manteniendo la posesión es cuando hacemos mejor las cosas, en la segunda parte fue mejor”, analizó Zidane. La segunda parte arrancó con un gol de Cristiano Ronaldo, el segundo de la noche. El que le valió un récord más para su currículum. El portugués se convirtió ayer en el máximo goleador de las cinco grandes Ligas europeas (España, Inglaterra, Alemania, Francia e Italia). De esos 368 ha marcado 284 en la Liga y 84 en la Premier); ha superado a Jimmy Greaves (366) y a Gerd Müller (365), delanteros de otras épocas. “Estoy bien”, dijo a los micrófonos de Movistar Plus. Además de estar en su pico de forma, Cristiano ha recuperado la velocidad que le caracterizaba. “Zidane ha hecho una gestión muy buena. Tenemos una gran plantilla y yo me he guardado un poco más este año. Quería estar bien para cuando se decidía la temporada”, aseguró.

“No está hecho todavía. Tenemos que ir a Málaga a ganar porque tenemos que demostrar que somos los mejores”, añadió el portugués que después del primer gol recibió el abrazo de todos los que estaban en el banquillo y después de segundo fue sepultado por Ramos, Casemiro y compañía. “El vestuario está contento, cuando juegas con actitud, personalidad y trabajas como trabajan todos… es para estar contentos y animados”, concluyó Zidane.

Más información