Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Juventus gana ante el Lazio su tercera Copa de Italia consecutiva

Dani Alves vuelve a ser clave en el éxito de su equipo al operar como extremo y anotar el 1-0, fundamental para atar un partido que los jugadores de Allegri gestionaron con firmeza

Juventus vs Lazio Ampliar foto
Alves festeja tras la final de Copa Italia. AFP

La Juventus conquistó su tercera Copa de Italia consecutiva este miércoles, a lo largo de una final muy predecible desde el primer gol, obra de Dani Alves. El lateral brasileño volvió a ser decisivo para su equipo, dominador absoluto del partido. La Lazio apenas tuvo margen de maniobra ante un rival con oficio de sobra para gestionar la ventaja en el marcador. El 2-0 final no refleja la distancia entre los dos equipos. El rival del Madrid en la final de Champions es temible cuando despliega a su equipo titular.

JUVENTUS: Neto; Barzagli, Bonucci, Chiellini; Dani Alves, Rincón, Marchisio, Alex Sandro; Dybala (Lemina, min.79), Mandzukic e Higuaín.

LAZIO: Strakosha; Bastos (Felipe Anderson, min.53), De Vrij (Luis Alberto, min.69), Wallace; Basta, Parolo (Radu, min.21), Biglia, Milinkovic-Savic, Lulic; Keita Baldé e Immobile.

GOLES: 1 - 0, min.11, Dani Alves. 2 - 0, min.24, Bonucci.

ARBITRO: Paolo Tagliavento. Amonestó a Dani Alves (min.86) por parte de la Juventus y a ningún futbolista en la Lazio.

ESTADIO: Olímpico de Roma.

Se proyectó Alex Sandro por la izquierda, centró al segundo palo, y por allí apareció Alves para volear a la red. La maniobra de los dos laterales culminó el contragolpe a los 11 minutos del partido. Fue la respuesta al empuje inicial del Lazio, que presionó en el arranque sin conseguir apenas un disparo de Keita al palo.

Agazapada en su campo, la Juventus buscó a Alves con balones largos. El brasileño aprovechó el esquema de tres centrales para situarse como extremo. Su marcador, Lulic, no le siguió. El equipo romano pagó caro el desajuste táctico. Alves volvió a convertirse en el alfa y omega del ataque de su equipo, que gozó de múltiples ocasiones a lo largo de la noche. La primera de Chiellini. La seguinda de Higuaín. A la tercera, el propio Alves hizo el 1-0.

Diez minutos después del tanto inicial, Bonucci selló el 2-0 definitivo. A la salida de un córner lanzado por Dybala y peinado en el primer palo por Alex Sandro. La jugada ensayada volvió a sorprender a la Lazio, que solo se sostuvo en pie gracias a los reflejos de Strakosha, su portero. Dybala e Higuaín le remataron tres veces cada uno. Las situaciones resultaron bastante claras. Sin efecto. El portero albano las detuvo todas.

Ciro Immobile y Keita Baldé son dos delanteros con experiencia y fortuna. Ambos suman 37 goles en el campeonato italiano esta temporada. Sin embargo, Neto, el portero titular en el arco Juventino, apenas tuvo trabajo en Roma. La doble muralla que le organizó Bonucci por delante le protegió de llegadas nítidas.

La Juventus visitó al Papa Francisco el martes y disputó la final el miércoles. Visto lo visto, se diría que le tomó más trabajo desplazarse del Vaticano al Olímpico que ganar el partido.

Más información