Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Michelin endurece los neumáticos tras la petición inicial de Rossi

La empresa suministradora construyó una goma delantera más robusta, que se tendrá que usar a partir del gran premio de Italia pese a la oposición de pilotos como Lorenzo

Rossi se prepara para salir a la pista, este viernes en Le Mans. Ampliar foto
Rossi se prepara para salir a la pista, este viernes en Le Mans. AFP

Valentino Rossi fue el primero en quejarse. La goma delantera que se utiliza esta temporada, con una construcción interior más ligera, no le iba nada bien. Se dio cuenta bien pronto. Y se lo hizo saber a Michelin, suministradora única de neumáticos para MotoGP, que quiso reaccionar rápidamente, como lleva haciendo desde que volvió al Mundial el curso pasado, y encargó un envío especial para el gran premio de Argentina, el segundo de la temporada. “Cuando hablé con Michelin a principios de temporada sobre mis problemas me dijeron que era el único, pero si traen aquí ese neumático igual hay otros con mi mismo problema”, decía el italiano en aquel fin de semana de abril.

Pero sus rivales le frenaron los pies, a él y a Michelin, cuyo cargamento, además, quedó bloqueado en la aduana. Ninguno quería que el italiano dispusiera de un neumático a su medida así, sin más. Aunque con el paso de los días (y de las carreras) muchos se sumaron a sus quejas y a su petición: se trataba de una goma similar a la del año pasado y pensaban que les iría mejor. Hasta que se ha llegado a este gran premio de Francia, en el que se ha votado y oficializado que a partir de ahora (concretamente desde el gran premio de Italia, en dos semanas) se competirá con este nuevo neumático, que gusta a la mayoría (una mayoría de un 67% fueron los que en su día votaron a favor de probar este tipo de goma en el test de Jerez y solo tres se opusieron en la reunión de este viernes a su uso) y que perjudica especialmente a un piloto: Lorenzo.

No será la primera vez que Michelin intervenga en el campeonato y marque el devenir del mismo. El curso pasado, para mejorar la seguridad tras una serie de accidentes y especialmente después de que se destruyera la goma de Redding en Argentina, endureció la construcción de la goma trasera, lo que señaló a algunos pilotos como Lorenzo y Pedrosa, incapaces de trabajar con un neumático tan duro. Esta vez, sin embargo, el cambio no responde meramente a cuestiones de seguridad, sino a mejorar las sensaciones con la moto.

“El año pasado la goma delantera tenía una construcción más robusta, y cuando la moto quedaba erguida muchas veces los pilotos sufrían en frenada porque se bloqueaba por un instante el neumático, es un efecto al que llamamos front lock”, explicaba el telemétrico de Rossi, Matteo Flamigni, a este diario semanas atrás. Para solucionar ese problema, Michelin hizo para este curso una goma delantera con una construcción un poco más ligera en la parte central del neumático. “Eso evita el llamado front lock al frenar con la moto derecha, sin embargo, se produce otro efecto igualmente incómodo: al frenar con la moto inclinada la goma se mueve mucho, baila. Deberían hacer un neumático que solucione ambos problemas a la vez”, añadía. Ese es el neumático que se usará a partir de la carrera en Mugello.

Pese a la oposición de Lorenzo, que reclamaba poder continuar con ambos tipos de neumáticos para que no se perjudicara a ningún piloto de la parrilla. “Sería lo más justo”. Además de él, solo Viñales y Baz votaron en contra del cambio, pero no a todos les afectará del mismo modo. El mismo piloto de Yamaha lo explicó: “Lo importante es que funcione bien en todas las pistas y, al final, la votación es democrática. Por suerte para mí me siento cómodo con los dos”, decía. A Márquez, como a Rossi, el nuevo neumático le da más estabilidad a la entrada de las curvas y mejores sensaciones. Como decía Pedrosa, la clave de la igualdad que hay en el campeonato, como el año anterior, está en las gomas. “Los neumáticos son los que te dan las sensaciones, son los que hacen que una moto y un piloto se adapte mejor a un determinado circuito y a unas condiciones”, añadía. Y este curso, vuelven a cambiar. Lo harán a partir de la sexta carrera del año.

Más información