Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Urgencias para el Barça en Valencia y ocasión para el Baskonia y el Unicaja

El equipo de Bartzokas afronta los ‘playoffs’ con el factor cancha en contra y sus rivales aspiran a romper la bicefalia Madrid-Barcelona

Tomic y Kratsov en un Barça-Valencia. Ampliar foto
Tomic y Kratsov en un Barça-Valencia. EFE

El baloncesto español se manifiesta en un fin de semana frenético. Como si no importara que el Real Madrid se esté batiendo en la Final Four de Estambul, el Valencia y el Barcelona libran este sábado un duelo que se adivina crucial en la Liga Endesa. Es el que abre (18.00, #0) los ‘playoffs’ de cuartos de final, al mejor de tres partidos. El encuentro es atípico si se atiende a que es la primera vez desde 1998 que el Barcelona juega los cuartos de final con desventaja de campo. El Valencia es el primero que tendrá la ocasión de romper la bicefalia que ha presidido las últimas cinco finales de Liga, todas ellas copadas por el Real Madrid y el Barcelona. Las otras eliminatorias son: Baskonia-Gran Canaria (sábado, 20.30, MD1), Unicaja-Tenerife (domingo, 12.30, MD1) y Real Madrid-Andorra (miércoles, 20.30, #0).

Ocasión para el Valencia. La temporada ha sido un víacrucis para el Barcelona. Uno de sus primeros grandes tropiezos fue precisamente ante el Valencia, en las semifinales de la Copa del Rey (76-67). Poco después, tras una nefasta fase regular, quedó eliminado también en la Euroliga. En la Liga Endesa se le escapó la ocasión de ganarse cuanto menos el factor cancha a favor en los cuartos de final al perder en la penúltima jornada en el Palau ante el Tenerife (65-73).

El equipo valenciano tratará de aprovechar esta vez la ocasión de poder decidir en su cancha. El Barcelona siempre le superó en los ‘playoffs’, incluso en las semifinales de 2014 que afrontó también con el factor cancha en contra y en las que remontó (2-3) gracias a una canasta de Marcelinho Huertas en el último segundo del quinto partido, en La Fonteta. Pero la cancha valenciana se le suele atravesar al Barcelona. En ella ha perdido sus últimos cinco duelos en la temporada regular.

El equipo azulgrana ha rescindido el contrato con Faverani, al que fichó del Murcia el 16 de enero para relevar a Dorsey, despedido por ventilar cuestiones médicas en público. Faverani, por cuyo traspaso pagó el Barça 250.000 euros, solo ha disputado 17 partidos. Un síntoma más de la inestabilidad de una plantilla en la que, a la baja de Pau Ribas, se añaden las de Doellman, que desde el 29 de enero solo ha jugado un partido de Liga, y Navarro.

El Valencia también afronta los ‘playoffs’ con la baja del base belga, Van Rossom. Tampoco podrá contar en el primer partido con el pívot Mike Tobey. “Queremos eliminarles, pero desde la humildad y sabiendo que nos pueden ganar. Eso es una obviedad viendo el equipo que son”, afirma Pedro Martínez. El entrenador del equipo taronja se remite a los datos: “En 32 partidos sólo han ganado uno menos que nosotros. La opinión de lo mal que lo han hecho nos da igual. Los datos son esos. Es un equipo de mucho nivel, como nosotros. Es una eliminatoria abierta”.

Georgios Bartzokas, el entrenador del Barcelona, reflexiona sobre la inestabilidad, las lesiones y los malos resultados de su equipo. “Esta eliminatoria supone un gran reto y una misión difícil para nosotros. Necesitamos hacer un esfuerzo extra. Estamos mejorando, pero el problema es que no tenemos tantos efectivos y dependerá del fondo de banquillo y del nivel de intensidad del equipo”, concluye el técnico griego, cuyo futuro en el banquillo azulgrana es incierto a pesar de que el pasado verano firmó por tres temporadas.

Ricky Ledo.
Ricky Ledo. EFE

‘Déjà vu’ entre Baskonia y Gran Canaria. El equipo vasco y el canario ya se enfrentaron hace un año en los cuartos de final. Entonces se impuso el Baskonia (2-1), que como ahora tuvo el factor cancha a favor. Sito Alonso podrá contar con el recién llegado Ricky Ledo, un escolta de 24 años procedente del Yeşilgiresun con el que era el máximo anotador de la Liga turaca y que suple la baja de Chase Budinger, que se vestirá de calle junto a Rafa Luz, lesionado de gravedad en la rodilla. Los dos encuentros entre ambos equipos en la liga regular se han resuelto con una victoria para cada uno, pero el Herbalife superó al Baskonia en la Supercopa y posteriormente se hizo con el título que marca el inicio de la temporada.

“Del Gran Canaria me preocupan muchas cosas: su conocimiento del equipo como grupo, la experiencia de varios jugadores en ‘playoffs’ y su potencial físico, que por momentos puede superar al nuestro”, afirma Sito Alonso, el entrenador del Baskonia.

Luis Casimiro.
Luis Casimiro. EFE

“Lo fundamental para nosotros es el aspecto mental y afrontar bien una eliminatoria que sabemos que va a ser dura”, asevera Luis Casimiro, técnico del Gran Canaria.

Unicaja-Tenerife, duelo de campeones. Los dos equipos afrontan los cuartos de final todavía con la resaca de sus recientes triunfos en Europa. El Unicaja ganó la final de la Eurocup el 16 de abril tras derrota por 2-1 al Valencia. El 30 de abril, el Tenerife se impuso en la final de la Champions League, de reciente creación, al Banvit de Turquía. El equipo tinerfeño, quinto, ha obtenido la mejor clasificación en la fase regular de la Liga. “No es solo el título de la Champions”, puntualiza Joan Plaza, el entrenador de Unicaja. “El Tenerife es un muy buen equipo que está haciendo una temporada fantástica. Ha sido el líder durante un gran trecho de la fase regular. Es la mejor defensa de la Liga y cuenta con un trío de bases muy bueno, que mete muchísimos tiros”.

El Unicaja ha incorporada al alero Christian Eyenga (2,01 metros y 27 años), para sustituir al lesionado Adam Waczynski, baja a causa de una rotura muscular en el gemelo izquierdo.

Txus Vidorreta, el entrenador del Iberostar Tenerife, enfatiza el hecho de que el Unicaja solo ha perdido un partido en los dos últimos meses. “Tiene mucha calidad en cada posición. Tenemos que hacer un buen trabajo en el balance defensivo, ser agresivos y evitar que tiren de tres con facilidad, porque Nedovic, Fogg o Smith son muy peligrosos, y tenemos también que ser duros ante Musli y Omic”, concluye el técnico bilbaíno.