Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jorge Sampaoli redime a Mauro Icardi y lo llama a la selección argentina

El entrenador da la primera lista de convocados para dos amistosos de la albiceleste cuando aun dirige al Sevilla. Agüero queda fuera

Jorge Sampaoli Ampliar foto
Jorge Sampaoli se prepara para dirigir a la albiceleste. AP

Llegó el viernes y a Jorge Sampaoli se le han juntado dos novias en la misma fiesta. El todavía entrenador de Sevilla brindó su última rueda de prensa vistiendo los colores del club pero respondiendo como seleccionador de la albiceleste. Por la tarde de Buenos Aires, la Asociación del Fútbol Argentino (AFA) difundió la primera lista de convocados de cara a los próximos amistosos de la selección ante Brasil y Singapur. “La lista la confecciona Sampaoli”, dijo el presidente de Racing Club y hombre fuerte de la nueva dirección de la casa madre del fútbol argentino. “Tengo un contrato que lo va a resolver la AFA con el presidente del Sevilla”, explicó Sampaoli. Lo cierto es que el entrenador ya se encuentra en funciones tomando decisiones de peso, como convocar al atacante Mauro Icardi, resistido hasta ahora por Lionel Messi y compañía.

“No es entrenador porque no está oficializado, pero va serlo”, resumió una fuente de la AFA a EL PAÍS. La situación en torno al futuro técnico de la selección es una cuestión de estado en Argentina. Todavía no hubo confirmaciones oficiales, sin embargo, todo el mundo sabe desde hace semanas que el cargo ya tiene nombre. Sólo restan detalles para que la AFA pague cerca de 1,5 millones de dólares para liberar a Sampaoli del club andaluz y convertirlo en el sucesor de Egardo Bauza, despedido a principios de abril. Pero el tiempo apremia y la FIFA exigió a los combinados nacionales la lista de citados para las próximas fechas de amistosos, del 9 7 13 de junio.

La nómina se filtró desde temprano en Buenos Aires. La gran sorpresa es la ausencia de Sergio Kun Agüero, uno de los que parecía intocables por ser íntimo amigo de Messi, pero que en las últimas presentaciones no tuvo un desempeño aceptable. Pesa sobre él la carga de las tres finales perdidas en forma consecutiva y la superpoblación de jugadores que hay en su puesto. El que más se destaca es Mauro Icardi, atacante del Inter de Milán y resistido por los jugadores luego del affaire amoroso que protagonizó junto a su actual pareja, la modelo Wanda Nara, y su excompañero, el futbolista Maxi López, quien tiene tres hijos con su exmujer. El escándalo fue tal que en Argentina se adoptó el término ‘icardear’ para describir la situación en la que un hombre seduce a la mujer de un amigo. Los números del rosarino, 24 goles en 34 partidos de liga, y su juventud le han jugado a favor y será quien compita con Gonzalo Higuaín por el puesto de centro delantero.

El resto de la lista no sorprende pero si apunta a una renovación de figuras, algo que los hinchas requerían desde hace tiempo. Javier Mascherano es citado en calidad de defensa, el mismo puesto que ocupa en el FC Barcelona, y ya no como medio defensivo. Además de Icardi, hay ocho nuevas caras: Alejandro Papu Gómez (Atalanta), Eduardo Toto Salvio (Benfica), Emanuel Mammana (Lyon), Manuel Lanzini (West Ham United), Leandro Paredes (Roma), Joaquín Correa (Sevilla) y Guido Rodríguez (Tijuana). La nómina de 20 jugadores conocida este viernes se completará con nombres de la liga local, entre los que suenan los jugadores de River Jonatan Maidana y Lucas Alario; Ricardo Centurión, de Boca; Nicolás Tagliafico, de Independiente; Javier Pinola, de Rosario Central; y Lautaro Acosta, de Lanús. Otros descartados por Sampaoli son Marcos Rojo, Ezequiel Lavezzi, Pablo Zabaleta, Emmanuel Mas y Lucas Pratto.

El fin de semana continuará ajetreado para Sampaoli. El sábado dirige su último partido al frente del Sevilla, cuando reciban a Osasuna en el estadio Sánchez Pizjuán, ya metido en zona de pre Champions. Claudio chiqui Tapia y Daniel Angelici, autoridades de la AFA, lo esperan con el contrato listo para firmar y un abrazo con palmadas, postergado desde hace mucho tiempo.

Más información