Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Paliza histórica de los Cavaliers a los Celtics: 86-130

Cleveland suma su 13º triunfo seguido en los ‘playoffs’ y LeBron enlaza ocho partidos con más de 29 puntos

LeBron y JR Smith celebran una canasta. Ampliar foto
LeBron y JR Smith celebran una canasta. USA Today Sports

Los Cavaliers infligieron una paliza histórica a los Celtics: 86-130. La afición que llenó el TD Garden de Boston quedó atónita ante la magnitud del castigo que recibió su equipo, que viajará a Cleveland con un 0-2 adverso en el marcador de la final del Este..

El vendaval de los Cavaliers, que batieron su récord anotador en la historia de la franquicia en los ‘playoffs’, no es cosa de un día. Llevan ya 13 victorias consecutivas en los ‘playoffs’, las ocho con las que barrieron en las dos anteriores eliminatorias a Indiana y a Toronto, las dos que se han anotado en Boston y las tres con las que concluyeron remontando en la final de la pasada temporada a Golden State Warriors. Iguala así la marca de los Lakers de la temporada 1988-1989, con un equipo liderado por Abdul-Jabbar y Magic Johnson y que perdió la final (4-0) ante Detroit Pistons.

BOSTON, 86; CLEVELAND, 130 (0-2)

Boston: Thomas (2), Bradley (13), Crowder (9), G. Green (6), Horford (11) –equipo inicial-; Brown (19), Olynyk (0), Smart (4), A. Johnson (2), Rozier (6), Jerebko (4), Mickey (2) y Zeller (8).

Cleveland: Irving (23), JR Smith (9), Lebron James (30), Love (21), Thompson (7) –equipo inicial-; Jefferson (10), Deron Williams (4), Shumpert (7), Korver (8), Derrick Williams (4), Frye (7), J. Jones (0) y D. Jones (0).

Parciales: 18-32, 13-40, 26-31 y 29-27.

TD Garden de Boston. 18.624 espectadores.

El equipo de La Bahía, que también domina por 2-0 a San Antonio Spurs en la final del Oeste y que también barrió a sus anteriores rivales, Portland y Utah, se adivina como candidato a repetir la final por tercera vez, algo que no ha sucedido nunca.

No hubo partido en Boston. Fue un monólogo de los Cavaliers, de principio a fin. Les bastaron 14 minutos para abrir una brecha de 20 puntos (18-38) y desquiciar a los Celtics, que subrayaron su impotencia con dos faltas técnicas casi consecutivas de Isaiah Thomas y su entrenador, Brad Stevens. Y antes del descanso, una canasta sobre la bocina de JR Smith puso la brecha en 41 puntos (31-72), superando así la última mayor paliza al descanso en los ‘playoffs’, los 40 puntos de ventaja de Detroit Pistons sobre Washington Bullets en noviembre de 1987. Los Cavaliers llegaron a dominar por 51 puntos (62-113) ya en el último cuarto, cuando su entrenador Tyronn Lue decidió dar descanso a todos sus titulares.

LeBron James tuvo suficiente con 33 minutos para anotar 30 puntos. Fue su octavo partido consecutivo en los ‘playoffs’ sumando al menos esos 30 puntos. Es el primer jugador que lo consigue desde Abdul-Jabbar en 1970. LeBron, además, sumó 4 rebotes, 7 asistencias y 4 robos de balón. Funcionó de maravilla el trío estelar de los Cavaliers, con 23 puntos de Kyrie Irving y 21 puntos y 12 rebotes de Kevin Love. Cleveland sumó 19 triples, una efectividad del 56% en tiros de campo y 16 rebotes más que su rival. La nueva demostración de LeBron se produjo justamente el mismo día que la NBA anunció los tres finalistas al MVP de la temporada regular. LeBron no forma parte del trío de candidatos ya oficiales: Westbrook, Harden y Kawhi Leonard.

LeBron no está entre los candidatos a ganar el premio al MVP de la fase regular que ha hecho públicos la NBA: Westbrook, Harden y Leonard

Las malas noticias se les acumularon a los Celtics porque Isaiah Thomas, con una distensión en una cadera, no volvió a la cancha en la segunda parte. Ni él, ni Horford consiguieron una sola canasta en tiros de campo durante la primera parte. Horford acabó con 11 puntos. Junto a Jaylen Brown, con 19 puntos, y Avery Bradley, con 13, fueron los únicos de su equipo que superaron los dobles dígitos.

El equipo del trébol verde fue una caricatura, apenas levantó cabeza y por supuesto ha perdido por completo la ventaja de campo que se había ganado en la fase regular al liderar la Conferencia Este con 53 victorias, dos más que los Cavaliers. Los Celtics evitaron superar la mayor paliza en la historia de la franquicia, la que recibieron Orlando, en 1995, que fue de 47 puntos.

Más información