Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hamilton se viste de Senna

El británico iguala en Canadá las 65 ‘poles’ del brasileño, su ídolo, y arrancará por delante de Sebastian Vettel

GP de Canada de F1
Hamilton con un casco de Ayrton Senna. EFE

El circuito Gilles Villeneuve, un mito en la Fórmula 1 y un campeón sin corona, puso en el mismo plano a otras dos leyendas: Ayrton Senna y Lewis Hamilton. Hace dos años, el británico igualó los tres títulos que su ídolo consiguió adjudicarse antes de fallecer en aquel terrible accidente en Ímola (1994). Ayer, en Canadá, Hamilton sumó la cuarta pole position del curso y la 65ª de su hoja de servicios, una cifra que le coloca, junto a Senna, como el segundo corredor que más acumula, solo superados ambos por las 68 de Michael Schumacher. Se da la circunstancia de que la primera pole en la Fórmula 1 del chico de Tewin se materializó en este mismo trazado hace exactamente 10 años, en aquella explosiva temporada de 2007 al lado de Fernando Alonso.

Desde entonces ha llovido mucho, pero si algo ha quedado claro en todo este tiempo es que Hamilton se maneja de maravilla en esta maravillosa instalación emplazada en la isla de Notre Dame, donde hasta la fecha ya suma cinco victorias y seis poles. La última, incontestable, gracias a una vuelta que habría firmado el mismísimo Senna, martilleando el cronómetro en los tres sectores, con récord incluido en cada uno de ellos, y sin dar la más mínima opción a los rivales a que le discutieran la primera plaza de la parrilla.

Sebastian Vettel, el líder de la tabla general, le aceptó el pulso en la primera tentativa, en la que se quedó a cuatro milésimas de Hamilton, por más que no tuvo respuesta para la segunda, en la que el de Mercedes cuadró el giro perfecto y rebajó en tres décimas su registro anterior. El alemán asegura tener ritmo como para discutirle el triunfo a su principal rival en la pelea por el título, que exhibió su faceta más emotiva al bajarse del coche y recibir un casco de Senna de parte de la familia del piloto paulista, un gesto que le dejó sin palabras y absolutamente abrumado.

Alonso, por su parte, se quedó a las puertas de la criba definitiva de la cronometrada (Q3) y arrancará la carrera de hoy (20.00, Movistar F1) el 12º, justo por delante de Carlos Sainz (13º), que se vio perjudicado por el incidente que sufrió Daniil Kvyat.

Más información