Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Hirving Lozano, la nueva apuesta del PSV Eindhoven

El atacante mexicano de 21 años ha sido fichado por el club holandés para la próxima temporada

Hirving Lozano PSV Eindhoven
Lozano durante un juego con México AP

El PSV Eindhoven ha puesto fin al culebrón del futuro de Hirving Lozano. El mexicano ha firmado un acuerdo con el equipo holandés hasta el 2023 y así terminan toda la oleada de rumores que le situaban en clubes españoles, italianos e ingleses. El jugador tuvo que abandonar de manera parcial la concentración de su selección en la Copa Confederaciones de Rusia para finiquitar su llegada.

Lozano (Ciudad de México, 1995) ha agitado el fútbol en México. Su irrupción, en 2014 con el Pachuca, sorprendió al debutar y anotar frente al América en el estadio Azteca. El chico no se intimidó de jugar contra uno de los equipos más populares. Eso le valió a Hirving, con una hace extra en el nombre, para ganarse la confianza de la directiva de su club. Para su fortuna, y a diferencia de otros equipos del fútbol local, los intereses de ambas partes iban al mismo punto: apostar a los juveniles.

Al mismo tiempo en que debutó en primera división, también tuvo a Daniela, su primera hija. El futbolista que creció en la delegación Coyoacán, en la Ciudad de México tuvo que madurar a contrareloj, hace unos meses tuvo a su segundo hijo, Rodrigo.Su llegada a Pachuca fue gracias a un torneo nacional en el que los caza talentos del equipo del Estado de Hidalgo le ofrecieron quedarse en un equipo que le ofreció un lugar apra estudiar y jugar de manera paralela. De pequeño, durante los viajes en autobús por la noche, a Hirving le gustaba asustar a sus compañeros. Uno de ellos le puso el apodo de Chucky, en referencia a la película estadounidense El muñeco diabólico. Eso le ha acompañado.

Lozano puede jugar por ambas bandas. Se adapta a cualquier escenario y lo que mejor sabe hacer es desesperar a sus rivales con sus piques y gambetas. Juega con desparpajo. Es la prueba del imprevisto en el fútbol cuando engaña al intentar un centro o para tirar un caño. Eso ha provocado que los rivales le tundan a patadas. El torneo pasado coleccionó más de 40."Es vergonzoso que un compañero de profesión, por sacar un rédito, no lo interese la integridad física de su compañero", comentó el vicepresidente de Pachuca, Andrés Fassi, cuando hirieron un tobillo de su jugador estrella. "No lo cuidan, es increíble", reprochó al directivo en referencia al arbitraje.

Lozano fue considerado para la selección absoluta de su país en la gestión de Juan Carlos Osorio, quien encontró una pieza perfecta para aprovechar los contragolpes o abrirse espacio entre las laterales. En su primer juego oficial, frente a Canadá en 2016, se estrenó con gol. Tuvo participación en los Juegos Olímpicos en donde se le veía superado y con la mente en los trascendidos que le colocaban en el Manchester United. En los últimos meses su nombre sonaba para llegar a la Real Sociedad e incluso al Celta.

El mexicano llega al PSV Eindhoven, donde se encontrará con su paisano Andrés Guardado, el capitán del equipo. Allí se encontrará con otros americanos como el colombiano Santiago Arias y con una promesa en la delantera de Uruguay, Gastón Pereiro. El club holandés se ha convertido en una embajada extraoficial para los mexicanos luego de que en sus filas han estado otros seleccionados como Carlos Salcido, Francisco Rodríguez y Héctor Moreno. El entrenador de los rojiblancos, Phillip Cocu, buscará arrebatarle la gloria al Feyenoord y al Ajax con un equipo donde predomina la juventud. Lozano quiere encajar en esa maquinaria.

Más información