Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

España se juega las semifinales del Europeo sub-21 con Portugal

Con todos los focos sobre Asensio, La Roja busca su pase a la segunda fase

Asensio en el partido ante Macedonia.
Asensio en el partido ante Macedonia. AFP

En un torneo donde se pasa directamente de la fase de grupos a las semifinales, el partido de este martes entre España y Portugal (20.45, Cuatro) se puede considerar como unos falsos cuartos de final en este Europeo sub-21. Es muy probable que el vencedor del duelo ibérico pase como primero del grupo B después de que ambas selecciones ganasen en su debut el sábado. Una derrota española dejaría el liderato casi imposible y los de Celades deberían ganar a Serbia el viernes para optar a ser el mejor segundo y meterse entre los cuatro mejores.

Cuentas al margen, el estado de ánimo de España anda por las nubes tras la goleada ante Macedonia (5-0) y la exhibición de Marco Asensio. “Tiene el futuro en sus manos”, dijo ayer Albert Celades sobre la joven estrella del Madrid, que acapara casi todas las miradas en este comienzo de campeonato.

Los tres golazos de Asensio corroboraron lo que se esperaba: España es una de las favoritas del torneo. El once de La Roja está repleto de jugadores que son titulares indiscutibles en sus equipos, todos de Primera. Algunos como Saúl llevan tiempo asentados en potencias que luchan por todo en Europa. Otros como Denis, Gayá o Williams llevan un gran número de partidos en la élite. Y otros como Deulofeu o Bellerín son indiscutibles en grandes equipos europeos.

Pero por el momento Asensio acapara elogios y atención de compañeros y rivales. Ante Macedonia parecía tener varias velocidades más y castigó a una defensa que se mostró frágil. Ante Portugal, una de las favoritas de la Euro, todo se antoja más difícil. Su punto fuerte es la retaguardia, con pilares como Semedo, recién fichado por el Villarreal, y João Cancelo. Ante Serbia vivieron de la fortaleza atrás, cediendo el balón a los balcánicos. “Portugal es uno de los rivales más fuertes. Mañana [por hoy] será una final”, analizó Denis Suárez, que agradeció haber jugado el partido completo ante Macedonia tras no disfrutar de muchos minutos en el final de temporada con el Barça.

Si en España se mira hacia Asensio, en Portugal destaca la presencia de Renato Sanches, que juega con la sub-21 tras ser titular de la absoluta en la pasada Eurocopa ganada por los lusos. Sanches no fue titular ante Serbia y le costó engrasarse cuando entró en el partido. “Marcó la diferencia al final. No pasa nada porque entrase desde el banquillo”, explicó Rui Jorge, técnico portugués.

Pogba sale en defensa de Donnarumma

“Donnarumma, que será pronto el mejor del mundo, merece solo respeto por lo que hizo hasta ahora. Fuerza Gigi”, escribió Paul Pogba en Twitter. El centrocampista francés salió en defensa del joven portero del Milan, con quien comparte representante, Mino Raiola. El meta está disputando el Europeo sub-21 con la selección italiana y el domingo debutó ante Dinamarca —victoria por 2-0—, pero la imagen fue que la portería que defendía Donnarumma se llenó de billetes falsos que habían sido lanzados por los aficionados italianos. El meta rechazó la semana pasada una oferta millonaria de renovación del Milan para ponerse en el mercado a partir de junio de 2018.