Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Las tareas del presidente para el nuevo mandato

El impulso del proyecto de Zidane, el papel de Raúl, el nuevo Bernabéu o la renovación de Doncic, temas en cartera

Florentino Pérez y Cristiano durante la renovación del portugués firmada en noviembre. Ampliar foto
Florentino Pérez y Cristiano durante la renovación del portugués firmada en noviembre. AFP

El nuevo mandato de Florentino Pérez comienza con la ventaja de tener dos plantillas consolidadas y exitosas en fútbol y baloncesto, pero con varios deberes pendientes en el horizonte.

Nuevo ciclo con retoques.

Pérez ha dejado atrás la fiebre por fichar y ha confiado la batuta del equipo a Zidane, que en 17 meses ha conseguido cinco títulos. El francés quiere dar continuidad a una plantilla a la que, con sus rotaciones, ha sacado el máximo provecho. Un grupo que mezcla la juventud y el talento de Isco (25 años) y Asensio (21), con la veteranía de Ramos (31), Modric (31) y Marcelo (29) y además es de las más jóvenes de Europa (25,7 de media). Theo Hernández reemplazará a Coentrão, mientras que Vallejo ocupará el hueco de Pepe. James quiere marcharse y difícilmente le podrán retener. Morata también reclama más protagonismo y quiere buscarlo fuera. De momento, según el club, no ha llegado ninguna oferta.

El papel de Raúl.

El excapitán del Madrid, que hizo su primer viaje oficial en la final de la Champions en Cardiff, ha estado estas semanas por las oficinas del Bernabéu para conocer el funcionamiento de todos los estamentos, familiarizarse con ellos y ver qué es lo que más le apetece hacer en el futuro. En el club aseguraron en un principio que Raúl optaría por el curso de entrenador porque allí es donde creían que se sentiría más cómodo. Finalmente, será adjunto a la Dirección General que preside Begoña Sanz, la responsable, entre otras cosas, del área Comercial y Digital.

La remodelación del estadio.

Es uno de los caballos de batalla de Florentino Pérez. Los grupos municipales aprobaron el plan de remodelación del estadio a finales de mayo, pero las obras de la cubierta y de la parte externa todavía no han empezado (sí las de unos 3.000 asientos en la zona del fondo sur). El nuevo Bernabéu (que costará unos 400 millones de euros) será 12 metros más alto. Una cubierta retráctil envolverá el campo y las gradas, mientras que la Esquina será demolida y en su lugar habrá un jardín de uso público. En la fachada del paseo de la Castellana se permitirá un vuelo singular de la cornisa para formar un atrio de entrada de 2.000 metros cuadrados.

La fórmula del baloncesto.

En su primera etapa en la presidencia (2000-2006), Florentino Pérez tuvo cuatro entrenadores en la sección de baloncesto (Scariolo, Imbroda, Lamas y Maljkovic) y solo ganó un título (la Liga de 2005 con el triple de Herreros). En su regreso, en 2009, le salió mal la lujosa apuesta por Messina, pero encontró el éxito con la normalidad de Pablo Laso, el único entrenador que le ha durado más de tres años. Con el técnico vitoriano, el Madrid ha logrado 13 títulos en seis años y ha disputado 18 finales sobre 25 posibles.

A pesar del inesperado batacazo en la final de la Liga ante el Valencia y del tercer viaje en balde a la Final Four en esta etapa, el proyecto tendrá continuidad en las manos de Juan Carlos Sánchez, Alberto Herreros y Alberto Angulo (responsable de la cantera). Once jugadores y el técnico tienen contrato en vigor —solo Draper, Taylor y Nocioni tienen confirmada su salida—; se incorporarán Yusta, Radoncic y, probablemente, Campazzo; y se busca un fichaje lustroso para el perímetro y otro en el puesto de cuatro. Teka concluye su patrocinio y el club rastrea nuevos sponsors.

Los dilemas llegarán en verano de 2018. Para entonces concluirá el contrato de Laso y el nombre de Doncic, la estrella emergente del equipo, aparecerá muy arriba en la elección del draft de la NBA. La apuesta del club pasa por retener a la joya eslovena al menos hasta junio de 2019, como se viene negociando desde que cumplió la mayoría de edad, a cambio de una revisión salarial y la rebaja de la cláusula de salida.