Deportes
FÚTBOL / ITALIA

Un policía mata a un aficionado del Lazio

Aplazado el encuentro Inter-Lazio por la muerte del seguidor y el Atalanta-Milan por las protestas de los ultras

Archivado en:

Gabriele Sandri, seguidor del club italiano Lazio de 26 años, ha muerto hoy en una refriega entre hinchas de fútbol en un área de servicio en la autopista A1, cerca de la localidad de Arezzo. Claudio Lotito, presidente y accionista de referencia del Lazio ha señalado que, según le han contado, el disparo que causó la muerte habría partido del arma de un policía. "Me han indicado que se ha tratado de un episodio aislado y que quien disparó habría sido un policía". La muerte del aficionado ha desencadenado una ola de protestas de los ultras en los campos de fútbol y el encuentro que disputaban Atalanta y Milan ha sido suspendido.

Los hechos se produjeron en el área de servicio de Baria al Pino de Arezzo. El fallecido es Gabriele Sandri, de 26 años y famoso en la capital por ser un conocido "pinchadiscos" amigo de algunos jugadores del Lazio. El vehículo en el que viajaban el joven, y otros amigos, se detuvo en la citada estación de servicio. Los jóvenes iniciaron una pelea con otro vehículo en el que viajaban aficionados del Juventus de Turín que habian salido desde Nápoles y que viajaban hacia Parma, donde esta tarde juega el equipo turinés.

Lotito ha declarado que hubo "un enfrentamiento entre un coche con cinco jóvenes y otros. Un policía de carretera acudió para intentar calmar todo y se produjo un disparo accidental", ha añadido. Vincenzo Giacobbe, jefe de la policía de Arezzo ha calificado el incidente de "trágico error" aunque no ha confirmado que uno de los agentes disparase. "Nuestro agente había intervenido para evitar que la pelea entre dos grupos de personas que no habían sido identificados como hinchas degenerase con graves consecuencias para las partes", ha indicado a la agencia Ansa el jefe policial. Tras el suceso, el partido entre el líder Inter de Milán y el Lazio, que debía jugarse esta tarde en el estadio milanés Giuseppe Meazza, según ha decidido la Federación Italiana. Asimismo, los jugadores y los colegiados saltarán al terreno de juego llevando brazaletes negros en señal del luto.

Aplazado también el encuentro del Milan

Los "ultras" del Atalanta, con lanzamientos de bengalas y roturas de una zona de las vallas de protección que separa las gradas del terreno de juego, han obligado a parar el partido liguero que su equipo está disputando en casa ante el Milán. El partido, que ha comenzado bajo una fuerte tensión ante la muerte este mediodía de un aficionado del Lazio, ha durado apenas siete minutos. El tiempo en que el colegiado ha decidido la suspensión del mismo propiciada por la violenta reacción de los "ultras" del Atalanta. Éstos, ubicados detrás de la portería que ocupa el meta de su equipo han parado en dos ocasiones el encuentro con lanzamientos de bengalas al terreno de juego y tras encaramarse a las vallas. El partido, tras más de media hora de espera, a instancias de los responsables de la seguridad ha quedado definitivamente suspendido, teniendo que ser recuperado en una fecha por determinar.

También ha sido suspendido el Taranto-Massese, de la Serie C1, grupo B (especia de Segunda división B), en el minuto 58 ante la actitud de seguidores locales, que rompieron una de las vallas de cristales, lanzaron bengalas y entraron en el campo. A última hora otro encuentro, el Roma-Cagliari, de la duodécima jornada de la Primera división italiana de fútbol que se debía jugar esta noche ha quedado aplazado ante la muerte del seguidor lacial acontecido este mediodía. La decisión de aplazar el Roma-Cagliari ha sido adoptada por el gobernador civil de la capital romana, al ser considerado un partido de "alto riesgo", con dos aficiones que en el pasado han creado incidentes violentos.

Otras noticias

Fotografía de Gabriele Sandri / REUTERS

Lo más visto en...

» Top 50

Webs de PRISA

cerrar ventana