Selecciona Edición
Iniciar sesión

El club reprende a Alves por insultar a los medios en Instagram

Al club, que enseña el buen uso a los canteranos, le preocupa el uso de las redes sociales de los futbolistas azulgranas

ampliar foto

En La Masia, a los niños que sueñan con jugar en el Barcelona no solo se les prepara técnica y tácticamente; no solo se les enseña a crear alianzas a través de la superioridad con el balón ni se les insiste en la idea de que la posición abre el campo y genera espacios. También se les educa en valores como el respeto, algo de lo que presume el club. Y para eso, atendiendo a los tiempos que corren, los responsables de la escuela formativa de la entidad hace tiempo que han entendido que es bueno y necesario que los chavales aprendan el buen uso de las redes sociales, y evitar que los residentes cuelguen según qué. Como las fotos de Deolofeu en su día con el torso desnudo, ante el espejo, o comentarios fuera de tono. El problema es que los ejemplos que reciben los críos de los profesionales no siempre ayudan.

Ayer, sin ir más lejos, las redes sociales generaron un incendio en las oficinas cuando Dani Alves colgó un mensaje en Instagram con insultos dedicados a los medios de comunicación. “Cada día me genera más vergüenza formar parte de este deporte, de cómo nos utilizan. Hoy somos objetos utilizados por la prensa para que ellos se beneficien, para que ellos vendan periódicos”, arranca el escrito, que termina: “Que puta basura que son”. Horas después, el Barcelona difundió un comunicado en el que admitía el derecho del jugador a expresarse con total libertad, pero a la vez reconocía que utilizó expresiones ofensivas. El club quiso manifestar que, más allá de la opinión del futbolista, se veía en la necesidad de aclarar que no admitía ni compartía las expresiones ofensivas que publicó Alves. La entidad, que habló ayer con el futbolista a retirar el mensaje, sin que el brasileño atendiera a razones, emitió un segundo comunicado a medianoche ofreciéndole apoyo legal ante las amenazas de la AEPD (Asociación Española de Prensa Deportiva) que amenazó con denunciarle.

Tampoco es del agrado del club la frecuencia con la que Piqué pisa un charco cada vez que abre Twitter. Ayer avivó la llama de sus desavenencias con el Espanyol mediante otra incursión en su red social favorita. Usando los 140 caracteres, justificó anteriores mofas al eterno rival de su ciudad natal, incorporando un vídeo en el que se recogen insultos desde la grada de Cornellá-El Prat a Shakira, a su compañera, y gritos de “Milan muérete”. Todo ello acompañado de la frase “vosotros nunca lo entenderéis”, lema de una campaña del Espanyol para captar socios.

En su momento, el departamento de comunicación del Barcelona llamó la atención a algunos directivos por el uso de sus cuentas en las redes sociales.