Bayern-Benfica: Los de Guardiola, claros favoritos

El equipo alemán, muy favorito para superar en cuartos a un Benfica sin mucho brillo y conseguir el billete a semifinales

Guardiola da instrucciones a Douglas Costa en el último Bayern-Juventus. Bongarts/Getty Images

Eliminatoria asequible para el Bayern de Múnich, que buscará las semifinales ante el Benfica después de lograr la clasificación en la prórroga ante la Juventus. Los portugués serán un escollo fácil de superar para un Guardiola que está ante su última oportunidad de alzar la Champions con el conjunto alemán.

DOUGLAS COSTA, ELEMENTO DIFERENCIADOR. Fichado del Shaktar este verano para potenciar el uno contra uno del equipo ante las lesiones y el bajón por la edad de Ribèry y Robben. Desde el principio de la temporada, Douglas se ha convertido en el gran elemento diferenciador en ataque del Bayern. Colectivamente ha contribuido a una mayor verticalidad del juego, además de darle amplitud al campo, un concepto de cabecera en el libreto Guardiola. Individualmente, Douglas ha evolucionado hacia un jugador más versátil. A su desborde y su velocidad ha incorporado un aumento en su número de remates y capacidad para para filtrar pases interiores. Sin ser Messi, Guardiola parece haber buscado en el brasileño a ese jugador ofensivo total.

PRESIÓN, EL REFUERZO DE VIDAL. Cuando el Bayern decide presionar arriba se convierte en un equipo muy incómodo para sus contrarios. Como es un equipo que se ordena alrededor de la pelota, cuando la pierde puede montar la presión con eficacia, El fichaje de Arturo Vidal, además de darle llegada desde la segunda línea y un punto más de verticalidad, ha supuesto una mejora sensible en la presión sobre el rival.

LA PELOTA COMO REFERENTE, ALONSO, THIAGO Y LAHM. Salir juga do desde atrás sigue siendo una premisa primordial para Guardiola en la que está incluido el meta Neuer. El Bayern es el equipo con más promedio de posesión de toda la Champions con un 67% de promedio. En el partido de vuelta con la Juventus sobrepasó los 800 pases y dejó a los italianos en algo más de 200. Xabi Alonso y Thiago acaparan las circulaciones muy apoyados por los laterales que ejercen de interiores, sobre todo Lahm . Alaba, cuando no es empleado como central, también es muy participativo en el juego por dentro. En el caso de Thiago, debido a las lesiones, se enfrenta por primera vez en mucho tiempo a un final de temporada que puede terminar por consagrarle como uno de los centrocampistas más completos.

GOL POSICIONAL Y LLEGANDO, LEWANDOWSKI Y MÜLLER. La polivalencia y la calidad de sus hombres de ataque le permite al Bayern llegar al gol por diferentes caminos. En ataque estático, Lewandowski tiene todos los recursos que se le exigen en el área a un gran goleador cuando su equipo profundiza mucho por las alas, como es el caso del Bayern con Rafinha, Bernat, Colman, Douglas Costa, Robben y Ribéry. Lewandowsky tiene remate con las dos piernas, buen juego aéreo y oportunismo. Fuera del área tiene velocidad para jugar a la contra y puede recibir de espaldas para esperar la llegada de Müller, que ataca bien los espacios, de Vidal, Douglas, Ribéry o Robben y Thiago.

EL TALÓN DE AQUILES, LENTITUD DE LOS CENTRALES. El eje de la defensa ha sido el gran desafío de Guardiola ante las lesiones de Boateng y Javi Martínez. Ni Benatia, ni Kimmich, este es un centrocampista reconvertido, son demasiado rápidos. Morata enseñó en Múnich el mayor punto débil que se le puede descubrir al Bayern rompiéndole con velocidad y verticalidad. También le hizo daño el equipo italiano cuando fue a presionarle arriba.

LA LEYENDA DE UN HISTÓRICO. Con cinco Copas de Europa en sus vitrinas, el Bayern es junto al Madrid la gran leyenda europea de los equipos que no se doblan ante la derrota hasta el último aliento de los partidos.

Benfica, un bloque sin brillo

El Benfica celebra un gol ante el Zenti. EFE

LA PAUSA DE GAITÁN. Alrededor de este mediapunta se arma todo el juego ofensivo del Benfica. Cuando el fútbol discurre al ritmo que marca su delicada bota izquierda y su cintura el campeón portugués se convierte en un equipo a tener en cuenta. Domina el balón y los espacios por igual. En Champions ha protagonizado varias demostraciones de por qué es uno de los jugadores de la Liga portuguesa más cotizados en el exterior. El Atlético lo padeció en el Calderón.

EL IMPACTO DE RENATO. Con solo 18 años, este mediocentro se ha erigido en uno de los jugadores jóvenes más impactantes de la presente edición de la Liga de Campeones. Ha enseñado criterio para jugar en corto y en largo, zancada y habilidad para romper línea en las conducciones y sobretodo, una personalidad arrolladora para imponerse en los partidos. La presencia de Samaris a su lado le da libertad para descolgarse y probar su potente disparo.

LA EXPLOSIÓN GOLEADORA DE JONAS. Jugando por detrás de Mitroglou como segundo punta, Jonas está disputando la Bota de Oro con los 28 goles logrados hasta el momento en el campeonato luso. Inteligente en el desmarque y muy oportunista, su conexión con Gaitán y Pizzi es una de las armas de este Benfica. Cuando cae a las bandas o a los costados del área también genera peligro porque se asocia muy bien en espacios cortos. Con Raúl Jiménez también se entiende, pero con Mitroglou se siente más libre porque este último le libera de ejercer de referencia.

COSTADOS MUY OFENSIVOS. La profundidad de los laterales, Semedo y Eliseu, y el desborde de Pizzi o Guedes hace del Benfica un conjunto peligroso en los costados. Gaitán parte muchas veces desde la izquierda para combinar en corto o provocar cambios de orientación.

UN BLOQUE SÓLIDO DESDE ATRÁS. La marcha del técnico Jorge Jesús al Sporting de Lisboa parecía un trauma complicado de superar. Sin el entrenador que devolvió al Benfica a la primera línea del fútbol portugués y europeo, esta parecía una temporada de transición. Sin embargo, Rui Vitoria ha logrado formar un bloque compacto que maneja diferentes registros: se siente cómodo al contragolpe, pero también maneja los partidos con cierta soltura cuando tiene que dominar. El Benfica lidera el campeonato doméstico y se ha metido en los cuartos de final de la Liga de Campeones apoyado también en la contundencia de sus centrales Lisandro y Lindelof, sustituto del lesionado Luisao, y en la buena forma que mantiene el veterano guardameta Julio César.

Más información