Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rafa Nadal aparece en el listado de los piratas rusos que robaron información a la AMA

Los medicamentos utilizados por el tenista fueron autorizados por el organismo antidopaje

Nadal, durante la eliminatoria de la Davis en India. AP

Después de que la semana pasada filtrase ya los historiales médicos de varios deportistas de élite a los que se les concedió exenciones terapéuticas para tratarse y prevenir algunas lesiones, el grupo de piratas ruso Tsar Team (APT28) —conocido como Fancy Bears— reveló ayer nuevos documentos en los que aparece el nombre del tenista Rafael Nadal.

En concreto, los papeles de Nadal reflejan que el deportista español recibió la autorización de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA) para recibir una dosis intramuscular de betametasona (acetato) en 2009, y tres dosis de corticotropina (tetracosactide) en 2012. En el primer caso, Nadal sufría problemas abdominales, y el segundo corresponde a un periodo en el que sufría una lesión en las rodillas que le impidió participar en los Juegos Olímpicos de Londres.

"Hay una cosa que es innegociable: cuando uno hace las cosas correctamente, por mucho que se pueda hacer demagogia, y pide permiso para hacer una cosa y se lo conceden no esta haciendo nada que no sea legal", expresó este lunes el mallorquín (30 años), durante un acto organizado en Zaragoza por el Banco Sabadell, del que es embajador. "Tenemos el mejor control de dopaje posible; confío al cien por cien en la agencia que lleva a todos los deportistas, confío al cien por cien en que todos mis rivales están limpios y yo estoy limpio. Si yo alguna vez he pedido permiso y me lo han dado ha sido por salud y no es nada ilegal. Cuando uno pide permiso y se lo dan no es ilegal, no es noticia", agregó.

Tras saberse que Nadal figura en el listado, el presidente de la Asociación de Tenistas Profeionales (ATP), Chris Kermode, condenó públicamente la filtración. “Todas las aplicaciones de jugadores que reciben autorización para uso terapéutico son procesadas de acuerdo con las reglas del Programa Antidopaje del Tenis”, subrayó el dirigente en un comunicado; “la reciente publicación de datos médicos de algunos jugadores constituye una violación de su privacidad, cuando no se ha roto ninguna regla”.

Se trata del segundo deportista español que aparece en los documentos de Fancy Bears. Previamente, el viernes pasado, trascendió el nombre de la nadadora Mireia Belmonte. En la entrega que publicó ayer el grupo de piratas informáticos figuran los de otros 26 deportistas, entre ellos el del atleta británico Mo Farah, rey de la media distancia. Este recibió permiso para consumir triamcinolona en octubre de 2008, y solución salina, morfina y vicodin en julio de 2014. También está el del golfista británico Justin Rose, oro en la última cita olímpica.

En las primeras filtraciones de Fancy Bears aparecían nombres de deportistas muy reconocidos, como los de las hermanas Venus y Serena Williams, el de la gimnasta Simone Biles (ganadora de cinco medallas en los últimos Juegos), o los de los ciclistas Chris Froome y Bradley Wiggins, campeones ambos del Tour de Francia.

La AMA confirmó el pasado día 13 haber sido víctima de un ciberataque por parte del grupo Fancy Bear, que accedió ilegalmente a la base de datos del Sistema de Administración y Gestión Antidopaje (ADAMS) a través de una cuenta del COI para los Juegos de Río 2016.

Detalle de las exención médica a Nadal en 2009.

Detalle de las exención médica a Nadal en 2012.