Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué: “Hay que valorar a Luis Enrique, cuando llegó estábamos en la mierda”

El central del Barcelona no entiende los pitos de la afición al entrenador y se niega a dar la temporada por perdida

Imagen de archivo del partido contra el PSG en Liga de Campeones. Vídeo: declaraciones de Piqué.

Jamás tiene problemas Gerard Piqué para expresar públicamente lo que piensa (salvo cuando el club le pide que no hable, como pasó hace más de un mes con el tema de las quejas a los árbitros). Este lunes, después de una de las semanas más complicadas para el Barcelona en la era Luis Enrique, el defensa tomó la palabra. Y, como casi siempre, las reflexiones de Piqué son interesantes. Aseguró el central que “entiende perfectamente” el descontento que mostró la afición azulgrana con el equipo el domingo pasado ante el Leganés. Sin embargo, no está de acuerdo con la manera que en ese fastidio fue manifestado. “Sé que en el fútbol no existe la memoria, pero… ¿cómo puede ser que la memoria sea tan corta?”, cuestionó. “Hablamos de que somos més que un club, pues deberíamos serlo también para ir todos juntos a una, porque cuando celebramos lo hacemos todos juntos y cuando sufrimos deberíamos hacerlo también”.

No dudó ni un segundo Piqué en respaldar a Luis Enrique. “Hay que acordarse de que cuando llegó este míster estábamos en la mierda más absoluta”, subrayó el 3, que insistió en recordar que el año anterior a la llegada del asturiano al Camp Nou, el Barça no había levantado ningún título. “Hay que valorar todo el trabajo que ha hecho. En su primer año ganamos el triplete”, explicó. Y remató: “Estamos a muerte con el entrenador”.

Explicó también que en la Ciudad Deportiva se están buscando soluciones para sacar al equipo del vacío futbolístico en el que transita. “Nosotros, los jugadores, somos los primeros interesados en tener la pelota, porque sabemos que si el partido se convierte en un 'box to box' tenemos más que perder que ganar”, sostuvo. E intentó explicar por qué el Barcelona ha moldeado el estilo. “El nuestro es un fútbol especial, cuando tenemos la pelota es espectacular, pero cuando no la tenemos sufrimos. Antes teníamos un perfil de jugadores en la mitad del campo y en la delantera, con Pedro o con Andrés que, a veces, jugaba en banda, que no perdían el balón. Hoy, en cambio, tenemos a los tres mejores delanteros del mundo, pero que tienen un perfil diferente”, analizó. Y entiende el campeón del mundo con la selección española que la idea del Barça necesitaba evolucionar. “Lo estamos intentando, hay veces que encontramos la fórmula, como en el primer año de Luis Enrique; pero, otras veces, nos cuesta más”.

Suplente en el último duelo ante el Leganés, Piqué, como Messi, no celebró el gol de penalti del argentino. “Claro que estábamos felices por la victoria, pero no somos tontos. No nos estábamos sintiendo cómodos. Nos gustaría tener más la pelota, nos gustaría evitar las transiciones… Tenemos que mejorar. Luis Enrique seguro que está en el despacho dándole vueltas”, convino. Y dejó un mensaje para la afición: “Les pido a los culers que vengan al campo en la Champions, porque si logramos la remontada se van a arrepentir. Con el equipo que tenemos, me cuesta pensar que la temporada se va a terminar ya”, cerró Piqué en un acto en la empresa Visa Sports, que pertenece a su abuelo. El central, junto a Carles Puyol, los tenistas, Alex Corretja y Albert Costa; y el jugador de pádel, Fernando Belastegui, entre otros, participaron de una exhibición de pádel para enseñar los nuevos productos de la empresa de la familia Piqué.

Más información