Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Fernando Alonso: “Vamos 40km/h más lentos que los demás en las rectas”

El español intenta no desmoronarse y se aferra al trabajo del equipo y al nuevo motor que presentará Honda para Australia

Fernando Alonso, en el circuito de Cataluña.
Fernando Alonso, en el circuito de Cataluña. EFE

Que las cosas no funcionan en McLaren es un secreto a voces. Y Fernando Alonso es quien más lo está sufriendo. Pero el piloto español se aferra al trabajo que está realizando el equipo y al nuevo motor que Honda aportará para la carrera de Australia para mantenerse firme y motivado y para no desmoronarse. “El coche me da buenas sensaciones. Aquí estamos todos preparados, menos Honda”, afirma el piloto asturiano. “En las curvas mantenemos las distancias con los demás y el coche tiene un buen comportamiento. Pero en las rectas vamos 30 o 40 kilómetros por hora más lentos que todos los demás. Y ahí radica la diferencia en los tiempos”.

El problema fundamental, según Alonso, es que el equipo tenga una reacción fulminante. “Dependemos de las grandes decisiones. Espero una reacción fuerte del equipo”, afirma Alonso. “Porque en general el coche va bien. Pero no hemos podido sacar toda la potencia que creemos que puede conceder este motor… si es que estos caballos existen. Hasta ahora, no hemos podido rodar con velocidad y explorar el potencial del motor. Como consecuencia, hay muchas otras áreas del comportamiento del coche en las que tampoco hemos podido profundizar lo necesario. Y nos quedan solo dos días para probar cosas fundamentales y desarrollar la fiabilidad del motor y su potencia real”.

La esperanza de Alonso se basa en algunos factores objetivos que todavía no quiere poner en duda. “Estamos hablando de una gran escudería, de McLaren. Saben cómo hay que reaccionar. Y pienso que también Honda puede afrontar mucho mejor la situación que en 2015, porque ahora sabe muchas más cosas sobre el motor que entonces. Hay mucho trabajo avanzado, que se ha ido realizando en estas tandas cortas que hemos ido realizando. Pero quedan dos o tres áreas del motor que hay que mejorar para llegar a Australia en buenas condiciones y poder comenzar a cumplir los objetivos que nos habíamos marcado para esta temporada: estar en los puntos, hacer podios y poder ganar alguna carrera este año”.

Lejos de los primeros

Durante la jornada, Alonso rodó en unos tiempos muy pobres, a 3,7 segundos de la vuelta que realizó Valtteri Bottas con su Mercedes, que marcó el mejor tiempo de este año en Barcelona, con 1m 19,310s. Sin embargo, el asturiano dejó muy claro que el motor que habían estado utilizando no es que usarán en Australia. “Honda ha llevado una unidad de potencia que mejora la de la semana pasada, pero que no es la que usaremos en el Gran Premio de Australia”, aseguró Alonso. “Creo que ya hemos mejorado en relación al motor anterior. Hoy he podido conducir en condiciones de cierta normalidad y no como un niño pequeño que debe vigilar para que no se calienten los neumáticos. Y estoy convencido de que en Australia tendremos muchos más caballos de potencia. Sin embargo, también es cierto que no estamos viendo los avances que esperábamos de estas nuevas especificaciones. Tenemos menos potencia que el año pasado, pero los reglajes no son los que tendremos en carrera. Para descubrir la realidad del motor hay que resolver todavía algunos problemas”.

A pesar de que la pésima situación del equipo se va dilatando en el tiempo y de que cada vez quedan menos opciones de llegar en buenas condiciones a Australia, el próximo día 26, Alonso se mantiene firme. “Me siento motivado y mejor preparado que nunca para afrontar esta temporada”, indicó. “Y no hago caso de las opiniones de los aficionados ni cuando me halagan ni cuando nos critican. Tengo confianza en que saldremos adelante y mantengo viva toda la ilusión por seguir conduciendo. Si algún día la pierdo, entonces dejaré de correr”.

Más información