Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Javier Fernández busca su tercer Mundial consecutivo en una final a golpe de cuádruple

El español medirá su conservador programa largo frente a grandes saltadores

Javier Fernández realiza el programa corto en el Mundial.
Javier Fernández realiza el programa corto en el Mundial. REUTERS

En 1956, Darío Villalba se convirtió en el primer patinador español en participar en unos Juegos Olímpicos, los de Cortina d’Ampezzo. “¿Si hacíamos cuádruples? Ni soñarlo”, se ríe ahora a los 78 años quien en realidad es reconocido por ser un pintor de prestigio, Premio Nacional de Bellas Artes Plásticas. “Solo hacíamos saltos dobles o tipo axel, de una vuelta y media”. 61 años después, en la final del Mundial de Helsinki, los patinadores ya no van con esmoquin y pajarita y dos de los que optan al podio, los japoneses Yuzuru Hanyu y Shoma Uno, se atreverán este sábado con cuatro cuádruples en el programa largo; y otros dos, el estadounidense Nathan Chen y el chino Boyang Jin, con cinco.

El español Javier Fernández, líder del Mundial tras hacer el mejor programa corto de su carrera, era hace tres años uno de los pocos que se atrevían a incluir tres, los mismos que hará el sábado. Y nadie está más cerca del oro que él. Sería el tercero consecutivo.

La final de Helsinki (de 10.45 a 14.00, Teledeporte) será probablemente el evento con más talento en el patinaje de los últimos tiempos. Nunca se ha visto tal exhibición de cuádruples en Mundial. Incluso hay quien piensa que después de esta generación no se volverá a repetir. “Es una generación de superdotados, supergenios. Hacer cinco cuádruples en un mismo programa es prácticamente imposible en condiciones normales. Cuando se retiren volveremos a los dos o tres cuádruples como máximo”, opina Jordi Lafarga, entrenador en la pista de hielo La Nevera, de Majadahonda, donde guio a Javier Fernández en sus primeros pasos sobre hielo, cuando era un niño.

En el patinaje, los jueces valoran por un lado los elementos técnicos (saltos y piruetas) y por otro los componentes, la parte artística. “Se obtienen más puntos en el técnico, pero también se arriesga más”, apunta Lafarga. “La preparación de un cuádruple va en contra de la parte artística. Estás dejando de interpretar la música para preparar el salto. Javi ha encontrado el equilibrio, aunque no tiene margen de error. Sobre el papel Chen [el único que ha conseguido hacer limpiamente cinco cuádruples] tiene 8-9 puntos en técnico más que Javi, pero él tiene más en artístico”.

Hay cinco tipos de cuádruples y la puntuación varía desde los 10,3 y 13,6. De momento, Fernández descarta incluir un cuarto, pero sí entrena desde hace un tiempo en una combinación con tres triples que le puede dar 15,4.

Ahora, la clave para él es no cometer errores y ahí también parte con ventaja porque su programa es más conservador. “Nunca se compite pensando en los fallos de los demás”, advierte Laura, hermana de Javier y expatinadora.

Villalba observa este despliegue atlético con admiración y asegura que en 1956 ya intuía lo que nadie se hubiera atrevido a decir entonces: “Sabía que España tendría con el tiempo un gran patinador. Los españoles no son muy altos, son muy musicales y muy atletas”. Sabiduría de pionero.

Así va el Mundial de Helsinki

Estos son los primeros clasificados ante la jornada de este sábado (de 10.45 hasta 14.00 en Teledeporte):

1. Javier Fernández: 109,05
2. Shoma Uno (Jap): 104,86
3. Patrick Chan (Can): 102,13
4. Boyang Jin (China): 98.64.
5. Yuzuru Hanyu (Jap): 98,39

6. Nathan Chen (EEUU): 97,33.