Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Albert Ramos noquea a Murray

El tenista catalán, 24 del mundo, remonta frente al número uno (2-6, 6-2 y 7-5, después de 2h 32m) y lo despacha del Masters de Montecarlo. En los cuartos de final se medirá al croata Cilic (6-2 y 7-6 a Berdych)

Ramos celebra su triunfo contra Murray en Montecarlo.
Ramos celebra su triunfo contra Murray en Montecarlo. REUTERS

Detrás de ese chasis fino y fibrado, de esa normalidad que transmite Albert Ramos, hay un magnífico tenista. El catalán, de 29 años, transita de forma silenciosa por el circuito, pero a punto de alcanzar la treintena está consolidándose como uno de los mejores exponentes de esa clase media que aspira a filtrarse algún día en el top-10. A pesar de su discreción, el año pasado ya protagonizó un pelotazo en Roland Garros, donde alcanzó los cuartos, y este curso su trayectoria inivita a pensar en que pueden llegar más logros. Sin ir más lejos, este jueves despachó al número uno del mundo del Masters de Montecarlo. Andy Murray cedió (2-6, 6-2 y 7-5, después de 2h 32m) y de este modo el torneo del Principado perdió a uno de los grandes favoritos.

No responde a la casualidad esta victoria de Ramos, porque el barcelonés vive un momento dulce y, por el contrario, Murray no consigue coger buen ritmo esta temporada. El escocés se llevó el primer parcial, pero recibió una réplica idéntica en el segundo y fue desmoronándose en el tercero. En ningún momento se entregó Ramos, que a pesar de ir claramente a remolque (4-0 en la manga definitiva) fue haciéndose con la iniciativa y cercando a su rival. Y en esas, Murray patinó. Ya había exhibido dudas en su estreno, frente a Gilles Müller, y esta vez no resistió.

Así, el que aterrizó en la esplanada de los cuartos fue Ramos, que el año pasado ya ganó un torneo en tierra batida (Bastad). Recientemente participó con España en la Copa Davis, contra Serbia, y ahora afrontará un pulso con Marin Cilic, superior (6-2 y 7-6) a Tomas Berdych. Sigue creciendo el catalán, de zurda incisiva, dado a conocer para el gran público hace dos años, cuando figuraba en el peldaño 70 del ranking y apeó a Roger Federer en Shanghái. Son días felices para él. Mientras, se confirma la irregularidad de Murray, cuya despedida abre el cuadro en la rama opuesta a la de Rafael Nadal.

Más información