Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Piqué: “Sergio Ramos se arrepentirá de su gesto”

Tras ser expulsado, el capitán del Real Madrid se encaró con el central azulgrana, que había comenzado a calentar el clásico hace semanas

Real Madrid vs FC Barcelona:.  Sergio Ramos se encara con Piqué después de la expulsión. Foto: REUTERS (Susana Vera). Vídeo: ATLAS

“Cabreadísimo, Sergio Ramos se ha ido cabreadísimo porque quería ayudar al equipo”, dijo Marcelo, el primero en pasar por la zona mixta. Sergio Ramos fue expulsado por roja directa en el minuto 77 por una entrada a Leo Messi. Antes de abandonar el terreno de juego se encaró con Piqué. Es el último capítulo de las riñas entre el central del Madrid y el central del Barcelona. “¡Habla, habla ahora!”, le hizo Ramos con un gesto con la mano al catalán señalando al palco.

Se refería a las últimas declaraciones del central azulgrana que hace un mes, tras un partido con España, dijo que no le gustaban los valores del madridismo y que en los palcos del Bernabéu se movían los hilos del país.

Fue solo una de las muchas provocaciones de Piqué. El miércoles, después de que el Madrid eliminara al Bayern en la prórroga —previa expulsión de Martínez en Múnich y de Vidal en Madrid— tuiteó tres puntos suspensivos. Fue su comentario al arbitraje. “Que rebobine y se ponga el partido del PSG”, le respondió Ramos.

“A mí lo que dice ese me entra por un lado y me sale por otro”, dijo Marcelo. Piqué acababa de decir en zona mixta, tras la victoria por 2-3 del Barcelona en el último suspiro, que el Madrid estaba poco acostumbrado a los arbitrajes permisivos. “Y cuando el árbitro pita lo que tiene que pitar, se extrañan. Que se mire luego el partido en casa Sergio y se arrepentirá de los gestos que ha hecho”, explicó el central del Barcelona.

“Lo he visto ya 70 veces antes de salir aquí a hablar”, respondió el central y capitán del Real Madrid. “A mi manera de entender el fútbol es una tarjeta excesiva. Y es una roja que ha sido determinante porque ha marcado los últimos minutos de juego y el resultado. Es una entrada en la que llego tarde, sí, es cierto, pero no hay contacto, él salta. No tengo ninguna intención de agredir a Messi. Él lo hace muy bien, salta, se va con el balón y yo llego a tarde. A mi manera de entender, era amarilla”, se defendió Ramos que deja a la defensa en cuadro para el partido del miércoles en Coruña.

Pepe está recuperándose de la fractura de dos costillas y Varane volvió a entrenarse el sábado con el resto de sus compañeros y se quedó fuera de la convocatoria para el clásico.
¿Estás cansado de Piqué y por eso te giras para hacerle ese gesto?, le preguntaron a Ramos. “No es nuestro estilo hablar de los árbitros, pero nos vamos un poco indignados. No me he dirigido en ningún momento al árbitro [de hecho el acta recoge únicamente el motivo de la roja: “expulsado por derribar a un contrario con uso de fuerza excesiva en la disputa del balón”], pero sí a Piqué, la persona a la que siempre le gusta opinar de los árbitros y de las jugadas más polémicas”, contestó el capitán. “Te quedas mirándole y dices que sí, que puede ser que a veces sea incluso mejor hablar porque ahí tiene su resultado”.

¿Hacer ruido ayuda?, le preguntaron. “Es una manera de meter presión y al fin y al cabo pues hay veces que condicionas al árbitro a la hora de tomar decisiones”, prosiguió el defensa del Madrid.
La última vez que hubo cruce de declaraciones, en la concentración con España, Ramos quitó hierro a lo que dijo Piqué. Se mostró sorprendido por sus declaraciones y más por el momento (un partido con la selección) pero intentó rebajar el tono. “Esto forma parte del personaje de Piqué. No lo vamos a cambiar con 30 palos que tiene. ¡Disfrutadlo como futbolista porque es un grandísimo central! ¡Que se quede cuanto antes con la selección y que se vista más de blanco que le va a ir mejor!”, dijo ese día. Este domingo Ramos se revolvió. Le dejó claro a Piqué que no rehúye la confrontación.

Más información