Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
FÚTBOL | Barcelona

Sandro Rosell y tres directivos dimiten del Barcelona

"La situación estaba muy localizada en cuatro personas, que actuaban como un grupo dentro de la junta", dice Laporta en rueda de prensa

Ya son cuatro los directivos del Barcelona que abandonan la entidad. Tras la primera renuncia hace dos días de Jordi Monés y las hechas públicas esta tarde del vicepresidente deportivo, Sandro Rosell, y Josep Maria Bartomeu, se suma la de Jordi Moix. "Es un día muy triste para mí", ha declarado Laporta en una rueda de prensa posterior.

Joan Laporta, presidente del Barcelona, afirmó en rueda de prensa, tras las dimisiones en cadena de tres directivos producidas este jueves, que: "Tengo la conciencia tranquila, acepto las dimisiones y las respeto, pero tengo que confesar que este es un día muy triste para mí".

Tras las dimisiones en las últimas horas de Josep Maria Bartomeu, Sandro Rosell y Jordi Moix, el presidente del Barcelona confesó: "He hecho todo lo posible por evitar esta situación, quizá podría haber hecho algo más, pero los hechos son evidentes. No lo he conseguido".

"La situación estaba muy localizada en cuatro personas, que actuaban como un grupo dentro de la junta. Con ellos he compartido muy buenos momentos y quiero agradecerles todo lo que han hecho con buena fe por el Barcelona. Las discrepancias eran por el modelo de club y el proyecto deportivo. Había un claro enfrentamiento con Txiki Begiristáin y Frank Rijkaard y se ha tensado mucho la cuerda hasta que se ha roto", explicó.

las dimisones de Rosell y Bartomeu

Los directivos barcelonistas Sandro Rosell, vicepresidente deportivo, y Josep Maria Bartomeu, ex directivo encargado de las secciones, anunciaron este jueves la renuncia a sus cargos en el Barcelona a través de sendos comunicados leídos ante la prensa en un hotel de la ciudad condal.

"Mi dimisión no debe ser aprovechada como argumento para criticar a nuestra generación. Si me voy, el presidente estará más relajado. No quiero perjudicarle, pero sé cómo es y con mi marcha le estoy ayudando", leyó Rosell de su comunicado de renuncia.

"He perdido horas, pero me da igual. Se han beneficiado el club y los jugadores. En mi caso todos son culés. Todos somos socios. Me voy sin rencor y respetando a todo el mundo. Jan, no te olvides de los socios. Son los amos del club, los que te han elegido y a ellos te debes. Que la Liga sea el primer éxito de unos grandes años de triunfo. Espero que los que se queden no estropeen este camino. ¡Visca el Barça!", concluyó la lectura.

A continuación, Rosell dijo que "a Rijkaard alguien le ha puesto a los pies de los leones. Y lo digo sin mala intención. Ronaldinho no sé si sabe mi dimisión, supongo que no. Es un profesional, un patrimonio del club y estoy convencido de que esto no le afectará. No es un jugador mío, es del Barcelona".

"Laporta me ha decepcionado como presidente y espero que esa decepción dure poco por su bien y el bien del club. Si pudiera le diría a Cruyff: 'Por el bien de todos, apártate. Deja a Jan trabajar tranquilo, pues si lo hace tranquilo lo puede hacer muy bien", añadió ya a preguntas de la Prensa.

Bartomeu, el primero

Josep María Bartomeu leyó esta mañana una carta en la que explicaba los motivos de su renuncia, como la falta de la anterior cohesión existente en la junta directiva del Barça. Confirmó que se lo ha dicho personalmente a Joan Laporta, presidente del club, a quien también le ha entregado la carta de renuncia. "Él tenía que haber sido el que impidiera mi dimisión".

Para él, lo que "todo era perfecto al principio" se fue truncando con el paso de los meses. También, en su caso personal, se refirió a las modificaciones en las secciones deportivas de la entidad, lo que motivó un enfrentamiento con Laporta y su destitución como directivo encargado de las mismas.

Según él, "sólo por discrepar" se le acusó de "desleal". "Fui el primer directivo cesado".

"Desde hace un año, Laporta no es el mismo. Vivíamos entonces en la lealtad, pero cambió. Antes que directivos somos personas. No me siento humillado ni maltratado, pero me sabe mal que en aquella junta donde me destituyeron se hiciera de madrugada", explicó Bartomeu.

En cuanto al baloncesto, Bartomeu reclamó que se recupere al técnico Joan Montes, quien dimitió a finales de la Liga regular para dar paso a Manolo Flores.

Rueda de prensa en un hotel

El anuncio oficial de Rosell se ha realizado durante una conferencia de prensa en un hotel barcelonés que ha comenzado a las 11:30 horas con Bartomeu. Se trata de la tercera dimisión de un directivo que se produce en la presente temporada, después de la de Jordi Monés, encargado de los servicios médicos.

Otro directivo que se había rumoreado con la posibilidad de que abandonara el club, Jordi Moix, encargado del área patrimonial, no parece que tenga intención de dejar su cargo. A pesar de la aparición ayer de cuatro de los cinco vicepresidentes de la entidad para solicitar la convocatoria urgente de una junta directiva para superar la crisis directiva, la decisión de Rosell y de Bartomeu ya estaba adoptada desde el pasado fin de semana.

Rosell, hasta la fecha vicepresidente deportivo, y Bartomeu, quien se encargó de la sección de baloncesto hasta principios de la presente temporada, explicaron dentro de unas horas los motivos que les han llevado a tomar esta decisión.

A pesar de este anuncio, la junta extraordinaria convocada para esta tarde a instancias de los otros cuatro vicepresidentes de la entidad se mantiene, y la misma será monográfica, ya que tratará sobre la aceptación de las tres dimisiones que se habrán presentado desde inicios de semana.

Jordi Moix se suma a la desbandada

El directivo Jordi Moix acaba de presentar la dimisión esta tarde de la junta del Barca, y se convierte así en el cuarto miembro de la directiva barcelonista que dice adiós en los tres últimos días.

Moix ha argumentado que se marcha de la entidad por "falta de confianza" mostrada por sus compañeros de junta directiva, como así le han expresado sus compañeros en la reunión de urgencia programada esta tarde en las dependencias del club, donde se ha admitido la dimisión de otros tres directivos: Sandro Rosell, Josep Maria Bartomeu y Jordi Monés.

Con el adiós de Moix, el único que ha dimitido en las dependencias del club, se pone fin, inicialmente, a la marcha de directivos del Barcelona, tras una de las crisis más importantes en la institución en los últimos años.