Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra
Vuelta de los dieciseisavos de la Copa del Rey

Casillas: "Esto parece un guión de Spielberg"

El portero del Real Madrid declara que la derrota es culpa de los los jugadores y Raúl asegura que ha sido "un palo"

Iker Casillas, guardameta del Real Madrid, reconoció durante el acto de presentación de los guantes que lucirá en el partido de su centenario y de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que la derrota ante el Alcorcón en la Copa del Rey es "culpa nuestra, la culpa es de los jugadores". El capitán del equipo, Raúl, también ha achacado la derrota al equipo, ya que reconoció que "en esta eliminatoria no ha dado la imagen que esperábamos. Es una decepción para nosotros y un disgusto para los aficionados. Es un palo muy duro que hay que aceptar".

El guardameta ha insistido en que él es partidario de pensar que "la culpa es nuestra, es de los jugadores, pues el Real Madrid tenía que haber pasado a la siguiente ronda". Entre las críticas vertidas al técnico del Real Madrid destacó el cambio de Lass, sobre el que Casillas, muy diplomático, comentó que "cada uno tiene un entrenador dentro y hay opiniones para todos los gustos pero al final el que decide es uno y en muchas ocasiones aunque no se lleguen a compartir las mismas sí hay que respetarlas".

En cuanto al porqué de la eliminación frente al Alcorcón, el portero del Real Madrid, que cumplirá el sábado también supartido cien con la selección española, la cimentó en que "en la vida suele haber accidentes importantes y la ida fue un accidente y grave". "Ayer volvimos a tener un nuevo accidente, quizás no tan grave como el primero pero evidentemente otro accidente, aunque se vieron más ganas, pero no pueden servir de excusa pues nadie pensaba que el Real Madrid fuese a caer con el Alcorcón", reconoció.

"Creo que todos en la plantilla debemos entonar el mea culpa, pero al final son cosas que pasan y que a veces incluso servirían para hacer un guión de Steven Spielberg, pero es lo que pasa", remarcó Casillas. En cuanto a su ausencia como titular en el partido, Iker Casillas reconoció que "a todos nos gusta jugar en el Bernabeu y todos queríamos ayudar, puesto que éste era un partido importante, pero lo verdaderamente importante era pasar a la siguiente ronda y no pudo ser", lamentó.

Raúl González también ha dado la cara ante los medios de comunicación y ha admitido que no pasar de ronda "ha sido un palo muy duro para todos", porque "esta eliminatoria es de las que duelen mucho, y no se olvida". El capitán ha reconodido que lo único que queda es que este "palo" sea un punto de partida para hacer las cosas mejor. "Hay margen de mejora", ha apuntado un Raúl cuyo serio rostro mostraba claramente el disgusto por la eliminación copera. Para el capitán madridista el equipo "está capacitado para sobreponerse a este golpe y ponerse las pilas", ha advertido. "Fue un partido en el que sentimos muchísima impotencia. Individual y colectivamente no estuvimos acertados. Buscamos el primer tanto y al no llegar pronto, nos entró ansiedad. No tuvimos fluidez, nos queda esa frustración. Fue un resultado malo y una imagen mala".

Tras cuatro meses de trabajo con el técnico chileno Manuel Pellegrini el equipo sigue jugando mal aunque el jugador ha apuntado que a veces "los proyectos nuevos necesitan tiempo, es difícil que salgan bien al principio. Es un equipo en progresión, nuevo, y que necesita un tiempo de adaptación. A lo mejor ha sido demasiado largo, pero seguimos trabajando, vamos a seguir peleando y no vamos a bajar los brazos. Esto ha venido así, y hay que tirar hacía delante. Fue un día duro. Pero confiamos en el técnico y en cuanto estamos haciendo. No hay un solo culpable, pues todos los somos. Seguimos teniendo fe en Pellegrini, en su trabajo, y le veo cualificado para sacar adelante las cosas".

Caras tristes en el entrenamiento

Los compañeros de Casillas, regresaron esta mañana a los entrenamientos después de la eliminación copera frente al Alcorcón, en una sesión que se caracterizó por las caras largas de los jugadores, y en la que no estuvieron los internacionales convocados con las selecciones para los partidos de este fin de semana. Para la sesión preparatoria de hoy, el entrenador Manuel Pellegrini sólo contó con ocho hombres disponibles, los porteros Dudek y Adán, y los jugadores de campo Marcelo, Garay, Drenthe, Guti, Granero y Raúl, ya que Diarra y Van Nistelrooy, que saltaron al césped junto a sus compañeros, se marcharon al gimnasio. Una de las noticias del día estuvo en la presencia en Valdebebas de Miguel Pardeza, director deportivo del Real Madrid, que se acercó hasta la Ciudad Deportiva para hablar con Manuel Pellegrini.