Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Yuzuru Hanyu se corona campeón mundial y Javier Fernández es cuarto

Una caída en uno de los cuádruples y un programa irregular dejan fuera de las medallas al español, que llegaba primero a la final

Javier Fernandez
Hanyu realiza el programa largo. EFE

Las lágrimas de Yuzuru Hanyu mientras recibía la nota de los jueces pesaron más que su oro en el Mundial de patinaje. Era el reflejo emocional de un rey que recuperaba el trono con el mejor programa largo del mundo: delicado y contundente como el propio Hanyu, frío y férreo como el hielo. La vuelta a la cima del japonés, de 22 años, coincidió con la caída de Javier Fernández, de 25, ese deportista que se ha dedicado a escribir durante los últimos años la exótica historia del español que triunfó en el frío, ganador en las últimas dos ediciones del Mundial y pentacampeón de Europa. Llegó a la final como líder tras hacer el mejor programa corto de su carrera, y este sábado acabó cuarto, fuera de las medallas.

Hanyu se coronó tras culminar una gran remontada. El jueves solo pudo ser quinto en el corto, a más de 10 puntos de diferencia del español. Los expertos avisaban: no había que descartar al japonés, campeón olímpico en Sochi, oro en las dos últimas finales del Grand Prix, donde se reúnen los mejores patinadores del planeta.

El podio puso de manifiesto el nuevo escenario que gobierna la élite del patinaje, con tres orientales en cabeza y varios candidatos a la gloria olímpica el año que viene en Pyeongchang : el japonés Shoma Uno fue plata y el chino Jin Boyang, bronce.

Hanyu destrozó el récord histórico del programa largo, donde obtuvo 223,20 puntos (321,59 tras sumarlo con el corto). A Fernández le condenó un irregular programa largo (192,14 puntos, la sexta mejor nota) con caída en el segundo cuádruple, que echó por tierra su gran corto del jueves, el mejor que había hecho en su carrera. Su puntuación final fue de 301,19.

Javier Fernández se cae en el programa largo.
Javier Fernández se cae en el programa largo. AFP

El japonés, que había ganado en 2014, suma así su segundo oro en el campeonato más exigente de los últimos tiempos, una concentración de talento y exhibición atlética inédita en este deporte. Es también una demostración de poder a menos de un año de los Juegos invernales.

En la confrontación de estrategias, ganaron aquellos que se atrevieron a meter cuatro cuádruples en el programa largo, aunque ninguno con la maestría de Hanyu. El estadounidense Nathan Chen, sensación de la temporada, cuyo programa extremo incluyó seis cuádruples, quedó sexto tras caerse en dos de ellos.

Fernández apostó por mantener solo tres, con un programa equilibrado con la parte artística, su fuerte, y el propósito de asegurar una ejecución limpia. Su plan falló. “Creo que ha sido falta de decisión mental. He salido a la pista y no tenía exactamente claro lo que iba a hacer”. Ahora, el español ya mira a los Juegos de Pyeongchang, que se celebran en febrero: “Esto me quita un poco de presión, el año que viene ya no estarán todos lo ojos puestos en mí”.

Más información